Búsqueda de temas de salud

Guía de la salud

Inmunofluorescencia para Legionella

¿Qué es este examen?

Este examen descubre especies de unas bacterias llamadas Legionella en secreciones de vías respiratorias. Esto es usado para ayudar diagnostican la enfermedad del Legionario, una infección causada por este bacterias[1][2][3]. Una muestra de esputo, fluidos pleural, lavados bronquiales, u otros fluidos del cuerpo puede ser coleccionada para este examen[4].

¿Cuáles son otros nombres para este examen?

  • Legionella immunofluorescence

¿Cuáles son otros exámenes similares?

  • Cultivo de especies de Legionella
  • Antígeno de Legionella en orina
  • Análisis del antígeno de Legionella pneumophila

¿Por qué puedo necesitar este examen?

Los exámenes de laboratorio pueden realizarse por muchas razones. Los exámenes se realizan para exploratorias rutinarias o si se sospecha una enfermedad o toxicidad. Los exámenes de laboratorio también se pueden usar para determinar si una condición médica esta mejorando o empeorando. También pueden ser utilizados para determinar la efectividad o fallecimiento de un medicamento o plan de tratamiento. Pueden ser solicitados por razones médicas o legales. Usted podría necesitar esta prueba si tiene:

  • Enfermedad de los legionarios

¿Cuándo y con qué frecuencia puedo tener este examen?

Existen varios factores para determinar cuándo y con qué frecuencia se pueden realizar los exámenes. Su duración puede depender de los resultados o terminación de otros exámenes, procedimientos o tratamientos. Los exámenes pueden ser realizados inmediatamente en una emergencia o pueden ser demorados conforme una condición es tratada o monitoreada. Se puede sugerir un examen o llegar a ser necesario cuando aparecen ciertos signos o síntomas.

Debido a cambios de las funciones naturales del organismo durante el día, los exámenes pueden ser realizados en una determinada hora. Si usted se ha preparado para este examen con cambios en la ingesta de comida o líquidos, los exámenes pueden ser realizados de acuerdo con estos cambios. Los intervalos para la realización de los exámenes pueden basarse en el aumento o disminución de los niveles de medicamentos, drogas u otras sustancias en el organismo.

La edad o el género de las personas puede influir en la fecha y la frecuencia con que se requiere un examen. Las condiciones crónicas o progresivas pueden necesitar un monitoreo continuo mediante exámenes. Ciertos exámenes pueden ser repetidos para obtener una serie de resultados o para confirmar o refutar resultados. Las veces que deban realizarse los exámenes y su frecuencia varían dependiendo si se llevan a cabo por razones profesionales o legales.

¿Cómo debo prepararme para el examen?

Esputo:

Antes de la obtención de la muestra del esputo, usted puede solicitar ingerir más líquidos, ya que esto puede ayudar a producir la muestra.

Fluido pleural:

La toracocentesis requiere de autorización por escrito. Revise la forma de consentimiento junto con su médico y pregúntele cualquier duda que tenga acerca de este procedimiento antes de firmar la autorización. Informe al médico si presenta alguna enfermedad o si está tomando algún medicamento o suplemento que pueda causar sangrado excesivo. Avise al médico si es alérgico y si ha presentado reacciones a la anestesia local. Usted puede necesitar exámenes de sangre y radiografía de tórax antes de la toracocentesis.

Muestras bronquiales:

Una broncoscopia es un procedimiento que requiere de autorización firmada. Revise la forma de consentimiento junto con su médico y pregúntele cualquier duda que tenga acerca de este procedimiento antes de firmar la autorización. Informe al médico si presenta infección de garganta, sangrado de nariz, dolor de pecho, enfermedades del corazón o infarto del miocardio reciente, así como si presenta alguna enfermedad o si está tomando algún medicamento o suplemento que pueda causar sangrado excesivo. Debe reportar si es alérgico o si ha presentado reacciones a la anestesia local.

Otro fluido del cuerpo o muestras de tejido:

Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser usada para este examen. Pregúntele a su trabajador de salud por información sobre como preparar por este examen. Si usted tiene preguntas o preocupaciones sobre la preparación por este examen, hable con el trabajador de salud.

¿Cómo se hace el examen?

Una muestra de esputo, fluidos pleural, lavados bronquiales, u otros fluidos del cuerpo puede ser coleccionada para este examen.

Esputo:

El esputo es una mucosidad que es secretada por las vías respiratorias y el pulmón. Para obtener una muestra de esputo, usted tendrá que toser con fuerza y escupir el esputo dentro de un contenedor. Si usted es incapaz de producir una muestra de esputo, se necesitara inducir la muestra. Para inducir la muestra de esputo, el médico preparará una solución en un nebulizador para que lo inhale. Tendrá que inhalar la solución por un período de por lo menos 20 minutos. Usted tendrá que toser y escupir el esputo dentro de un contenedor.

Fluido pleural:

El líquido pleural se encuentra entre la membrana que cubre los pulmones. El procedimiento llamado toracocentesis se realiza para obtener líquido pleural para examinarlo. El médico necesita primero localizar el líquido para una muestra mediante rayos x en el tórax, ultrasonido o percusión (golpeando rítmicamente la pared del tórax). Una vez que el líquido es localizado, el médico levantará el brazo sobre el mismo lado donde se realizará el procedimiento. La piel será limpiada con un antiséptico y se inyectará posteriormente un anestésico local para adormecer el área. Una aguja será introducida dentro de la bolsa del líquido. Las muestras de líquido son extraídas utilizando una aguja adherida a una jeringa. Cuando la muestra obtenida es suficiente, la aguja será retirada. La toracocentesis será realizada con o sin la ayuda de ultrasonido o tomografía computarizada.

Muestras bronquiales:

Una muestra bronquial (vías aéreas inferiores) es obtenida durante una broncoscopia. Durante la broncoscopia, se obtienen células bronquiales y secreciones que se utilizan para uno o más de los diferentes métodos.

La broncoscopia es realizada con anestesia general o sedación consciente. Sus signos vitales son monitoreados y un ventilador asiste su respiración. El broncoscopio, un instrumento de fibra óptica, es introducido a través de su nariz o su boca. Si el broncoscopio es introducido a través de la boca, se coloca un protector para los dientes. El broncoscopio pasa a través de las vías respiratorias y dentro del pulmón. Una anestesia tópica frecuentemente se rocía en el tubo para prevenir la tos durante el procedimiento.

Durante la broncoscopia se examinan las vías respiratorias y se obtienen muestras de células o tejidos usando un lavado bronquioalveolar, cepillado bronquial o biopsia bronquial. El lavado bronquioalveolar se realiza colocando la punta del broncoscopio dentro de un área del pulmón. Se inyecta solución salina y se expulsa a través del broncoscopio. Este procedimiento se realiza en varias ocasiones para obtener muestras de células y secreciones de diferentes áreas de los pulmones. Durante un cepillado bronquial, un cepillo pequeño dentro del broncoscopio es utilizado para obtener las muestras de células del pulmón. Cuando la biopsia sea necesaria, un instrumento localizado dentro del broncoscopio es utilizado para obtener las muestras de tejido del pulmón.

Otro fluido del cuerpo o muestras de tejido:

Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser usada para este examen. Los métodos que se usan para coleccionar otros líquidos corporales o muestras de tejido pueden variar. Pregúntele a su trabajador de salud que le explique el método que se puede usar para coleccionar la muestra. Si usted tiene preguntas o preocupaciones sobre este examen, hable con su trabajador de salud.

¿Qué me sentiré durante el examen?

El grado de molestia que usted puede sentir dependerá de muchos factores, incluyendo su sensibilidad para el dolor. Comuníquele a la persona que realiza la prueba lo que esté sintiendo. Informe a dicha persona si usted no puede continuar con el procedimiento.

Esputo:

Generalmente, al obtener una muestra de esputo no se presenta dolor. Si la muestra es inducida, el toser puede resultar incómodo.

Fluido pleural:

Antes de la toracocentesis, se aplica anestesia local en el sitio del procedimiento para adormecer el área. Usted puede sentir una ligera molestia o ardor cuando la medicina es inyectada. Todavía puede sentir presión o molestia durante el procedimiento. El sitio del procedimiento podrá quedar adolorido durante los siguientes días.

Muestras bronquiales:

Durante una broncoscopia, se utiliza anestesia general o sedación consciente. La anestesia general es aplicada por el anestesiólogo. Usted puede recibir esta medicina que lo sumirá en un sueño profundo para que usted sea incapaz de sentir dolor. Con la sedación consciente usted recibe medicina que lo pondrá en un estado de sueño superficial para que no sienta dolor o recuerde el procedimiento. Sin embargo, usted está aún lo suficientemente despierto para moverse y responder a las indicaciones. Después del procedimiento, usted podrá presentar tos y dolor de garganta durante los siguientes días.

Otro fluido del cuerpo o muestras de tejido:

Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser usada para este examen. Este examen puede sentirse diferente según muchos factores, incluyendo la muestra necesario y como es coleccionado. Pregúntele a su trabajador de salud lo que usted puede esperar durante este examen.

¿Qué debo hacer después del examen?

Esputo:

Después de obtener la muestra de esputo, llame al médico si se agudiza el dolor en su garganta, tiene dificultad para deglutir o si al toser presenta sangre.

Fluido pleural:

Después de la toracocentesis se colocará un vendaje sobre el sitio del procedimiento y se ejercerá presión para que el sangrado o salida de líquido se detenga. Se realizarán radiografías de tórax para checar complicaciones. Los rayos X de tórax pueden ser repetidos para observar el regreso de líquido al pulmón. Siga las instrucciones del médico para el cambio del vendaje y otros cuidados de la herida. Informe a su médico inmediatamente si presenta dificultad respiratoria, falta de aliento, dolor de pecho, debilidad, fatiga, fiebre o mareo. También informe inmediatamente si presenta aumento de sangrado o drenaje en el sitio del procedimiento.

Muestras bronquiales:

Después de una broncoscopia y la toma de muestra de células o tejido, necesitará descansar hasta que el médico le diga que está en condiciones de abandonar las instalaciones. Podrá comer y tomar lo que normalmente acostumbra después del procedimiento. Puede quedar adolorido y con la garganta seca por un corto tiempo, así como presentar una ligera fiebre la noche posterior al procedimiento.

Contacte a su médico si usted presenta aumento de tos con expectoración roja o sangre oscura, o si tiene fiebre alta que se mantenga por varios días. Informe a su médico inmediatamente si presenta dolor de pecho súbito, dificultad para respirar u otras alteraciones de la respiración.

Otro fluido del cuerpo o muestras de tejido:

Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser usada para este examen. Las instrucciones sobre lo que usted debe hacer después de una colección de otro líquido corporal o muestra de tejido puede variar. Pregúntele a su trabajador de salud por instrucciones sobre lo que usted puede esperar después de que sea completado el examen. Si usted tiene preguntas o preocupaciones sobre este examen, hable con su trabajador de salud.

¿Cuáles son los riesgos?

Esputo: Si no puede generar una muestra de esputo por usted mismo, puede ser necesario que se la induzcan. Los riesgos de inducirla incluyen daño menor en la garganta y la tráquea. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este procedimiento.

Líquido pleural: La toracocentesis es un procedimiento para obtener una muestra de líquido pleural. Los riesgos comunes incluyen sangrado y moretón en el sitio de la toma, y neumotórax (colapso pulmonar). Si está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, tiene un alto riesgo de sangrar en el sitio de la toma. Pocas veces el riesgo incluye hemotórax (sangre en el tórax), edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones) y embolismo de aire venoso (burbujas de aire en la vena). El hígado y bazo se pueden dañar en este procedimiento. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de que le practiquen una toracocentesis.

Muestra bronquial: Una muestra bronquial se obtiene por un procedimiento llamado broncoscopia. Este procedimiento requiere de sedación (lo pondrán a dormir), la cual tiene sus propios riesgos. Si el broncoscopio es pasado a través de la nariz, el riesgo es un daño en la mucosa nasal. Si el broncoscopio es introducido a través de la boca, el riesgo de daño es en la boca y la garganta. Un broncoscopio puede irritar las vías respiratorias y los pulmones. Comúnmente, después del procedimiento puede haber dolor y tos. Puede presentarse fiebre por varios días. También puede sentirse incomodidad en el pecho y espalda por pocos días.

Los riesgos menos comunes de una broncoscopia incluyen sangrado pulmonar, hemoptisis (tos con sangre), infección pulmonar y broncoespasmo (estrechez repentina de las vías respiratorias). Adicionalmente, hay riesgo de daño en las vías respiratorias y pulmones, incluyendo la posibilidad de neumotórax (colapso pulmonar) o la disminución de la función pulmonar. Puede haber dificultad respiratoria después de este procedimiento. Si usted está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, está en alto riesgo de sangrar. La persona realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este examen.

Otras muestras de líquido corporal o de tejido: Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser usada para este examen. Pregúntele a su trabajador de salud que le explique los riesgos de este examen. Si usted tiene preguntas o preocupaciones sobre este examen, hable con su trabajador de salud.

¿Cuáles son los resultados normales para éste examen?

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden variar dependiendo de la edad, género, historia clínica, el método usado para esta prueba y muchos otros factores. Si sus resultados son diferentes de los resultados sugeridos a continuación, esto no significa que usted tenga una enfermedad. Contacte a su médico para cualquier pregunta que tenga. Los siguientes resultados son considerados normales para estas pruebas:

¿Qué son los próximos pasos después del examen?

Pide a tu médico que te informe sobre los resultados de tus exámenes. Puede ser que te pidan que llames para pedir resultados, que hagas una cita para discutirlos con tu médico, o puede ser que recibas estos resultados por correo. El seguimiento depende de muchos factores relacionados con los resultados de las pruebas. Incluso, puede ser que no tengas que hacer ningún seguimiento después de realizarte los exámenes. En algunos casos, pueden sugerirte o ser necesario algún seguimiento. Algunos ejemplos de seguimiento pueden ser cambios en tus medicamentos, o planes de tratamiento, referirte a un especialista, una vigilancia con mayor o menor frecuencia, o pruebas o procedimientos adicionales. Platica con tu médico sobre cualquier cosa que te preocupe o cualquier duda que tengas acerca de tu tratamiento o las instrucciones que te ha dado.

Otro fluido del cuerpo o muestras de tejido:

Una muestra además de las muestras enlistadas previamente puede ser coleccionada para este examen. Pregúntele al trabajador de salud para instrucciones de seguimiento después de este examen.

¿Dónde puedo conseguir más información?

Related Companies

  • Centers for Disease Control and Prevention (CDC) - http://www.cdc.gov/

Referencias:

[1] Lindsay DS, Abraham WH, Findlay W, et al: Laboratory diagnosis of legionnaires' disease due to Legionella pneumophila serogroup 1: comparison of phenotypic and genotypic methods. J Med Microbiol 2004; 53(Pt 3):183-187.

[2] Waterer GW, Baselski VS, & Wunderink RG: Legionella and community-acquired pneumonia: a review of current diagnostic tests from a clinician's viewpoint. Am J Med 2001; 110:41-48.

[3] Stout JE & Yu VL: Legionellosis. N Engl J Med 1997; 337(10):682-687.

[4] Edelstein PH, Meyer RD, & Finegold SM: Laboratory diagnosis of Legionnaires' disease. Am Rev Respir Dis 1980; 121(2):317-327.


Last Updated: 1/27/2017
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.

Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M