Búsqueda de temas de salud

Guía de la salud

Deteccion de Coccidioides immitis

¿Qué es este examen?

Este examen descubre anticuerpos a Coccidioides immitis en varios fluidos del cuerpo. El Coccidioides immitis es un tipo de hongo. Este examen es usado cuando una condición llamó coccidioidomicosis es sospechado. Una muestra de sangre, fluido pleural, fluido peritoneal, o fluido sinovial puede ser coleccionada para este examen[1][2][3].

¿Cuáles son otros nombres para este examen?

  • Coccidioides immitis detection

¿Por qué puedo necesitar este examen?

Los exámenes de laboratorio pueden realizarse por muchas razones. Los exámenes se realizan para exploratorias rutinarias o si se sospecha una enfermedad o toxicidad. Los exámenes de laboratorio también se pueden usar para determinar si una condición médica esta mejorando o empeorando. También pueden ser utilizados para determinar la efectividad o fallecimiento de un medicamento o plan de tratamiento. Pueden ser solicitados por razones médicas o legales. Usted podría necesitar esta prueba si tiene:

  • Coccidioidomicosis

¿Cuándo y con qué frecuencia puedo tener este examen?

Existen varios factores para determinar cuándo y con qué frecuencia se pueden realizar los exámenes. Su duración puede depender de los resultados o terminación de otros exámenes, procedimientos o tratamientos. Los exámenes pueden ser realizados inmediatamente en una emergencia o pueden ser demorados conforme una condición es tratada o monitoreada. Se puede sugerir un examen o llegar a ser necesario cuando aparecen ciertos signos o síntomas.

Debido a cambios de las funciones naturales del organismo durante el día, los exámenes pueden ser realizados en una determinada hora. Si usted se ha preparado para este examen con cambios en la ingesta de comida o líquidos, los exámenes pueden ser realizados de acuerdo con estos cambios. Los intervalos para la realización de los exámenes pueden basarse en el aumento o disminución de los niveles de medicamentos, drogas u otras sustancias en el organismo.

La edad o el género de las personas puede influir en la fecha y la frecuencia con que se requiere un examen. Las condiciones crónicas o progresivas pueden necesitar un monitoreo continuo mediante exámenes. Ciertos exámenes pueden ser repetidos para obtener una serie de resultados o para confirmar o refutar resultados. Las veces que deban realizarse los exámenes y su frecuencia varían dependiendo si se llevan a cabo por razones profesionales o legales.

¿Cómo debo prepararme para el examen?

Sangre venosa:

Antes de que le tomen la muestra de sangre, informe al técnico laboratorista si es usted alérgico al látex y si está ingiriendo medicamentos que puedan causar sangrado excesivo. También informe si en alguna ocasión presentó náuseas, ligero dolor de cabeza o debilidad cuando le sacaron sangre.

Fluido pleural:

La toracocentesis requiere de autorización por escrito. Revise la forma de consentimiento junto con su médico y pregúntele cualquier duda que tenga acerca de este procedimiento antes de firmar la autorización. Informe al médico si presenta alguna enfermedad o si está tomando algún medicamento o suplemento que pueda causar sangrado excesivo. Avise al médico si es alérgico y si ha presentado reacciones a la anestesia local. Usted puede necesitar exámenes de sangre y radiografía de tórax antes de la toracocentesis.

Fluido peritoneal:

La paracentesis requiere de autorización por escrito. Revise la forma de consentimiento junto con su médico y pregúntele cualquier duda que tenga acerca de este procedimiento antes de firmar la autorización.

Informe al médico si presenta alguna enfermedad o si está tomando algún medicamento o suplemento que pueda causar sangrado excesivo. Avise al médico si es alérgico y si ha presentado reacciones a la anestesia local. Le pueden solicitar que vacíe su vejiga (orinar) antes del procedimiento. Antes y después de la paracentesis registrarán sus signos vitales, peso y medida de cintura.

Fluido sinovial:

La artrocentesis requiere de autorización por escrito. Revise la forma de consentimiento junto con su médico y pregúntele cualquier duda que tenga acerca de este procedimiento antes de firmar la autorización.

Informe al médico si presenta alguna enfermedad o si está tomando algún medicamento o suplemento que pueda causar sangrado excesivo. Avise al médico si es alérgico o si ha presentado reacciones a la anestesia local. Usted puede necesitar exámenes de sangre antes de la artrocentesis.

¿Cómo se hace el examen?

Una muestra de la sangre venosa, fluido pleural, fluido peritoneal, o fluido sinovial puede ser coleccionada para este examen[1].

Sangre venosa:

Cuando se necesita obtener una muestra de sangre venosa, generalmente se selecciona una vena del brazo. Se puede poner un torniquete (correa larga de caucho) para ver la vena. Se limpia la piel sobre la vena y se introduce la aguja. Le pedirán que permanezca muy quieto mientras toman la muestra. La sangre se puede recolectar en uno o más tubos y el torniquete puede ser retirado. Cuando se ha obtenido suficiente sangre para la muestra, el técnico laboratorista saca la aguja.

Fluido pleural:

El líquido pleural se encuentra entre la membrana que cubre los pulmones. El procedimiento llamado toracocentesis se realiza para obtener líquido pleural para examinarlo. El médico necesita primero localizar el líquido para una muestra mediante rayos x en el tórax, ultrasonido o percusión (golpeando rítmicamente la pared del tórax). Una vez que el líquido es localizado, el médico levantará el brazo sobre el mismo lado donde se realizará el procedimiento. La piel será limpiada con un antiséptico y se inyectará posteriormente un anestésico local para adormecer el área. Una aguja será introducida dentro de la bolsa del líquido. Las muestras de líquido son extraídas utilizando una aguja adherida a una jeringa. Cuando la muestra obtenida es suficiente, la aguja será retirada. La toracocentesis será realizada con o sin la ayuda de ultrasonido o tomografía computarizada.

Fluido peritoneal:

El líquido peritoneal es el líquido en el espacio entre la membrana que recubre la pared del abdomen y los órganos en la cavidad abdominal. La apracentesis es un procedimiento utilizado para obtener una muestra de líquido peritoneal. Para realizar este procedimiento su piel será afeitada, lavada y se preparará un área estéril. Se utilizará anestesia local para adormecer el área donde se realizará el procedimiento. Una aguja será insertada a través de la pared abdominal dentro de la bolsa del líquido. Algunas veces se hace una pequeña incisión para ayudar a insertar la aguja.

La extracción del líquido es difícil, usted necesitará cambiar de posiciones durante el procedimiento para drenar de diferentes partes el líquido. Después de que se ha drenado suficiente líquido, la aguja es retirada.

Fluido sinovial:

El líquido sinovial es el líquido que se encuentra alrededor de las articulaciones. La muestra de líquido sinovial es obtenida por un procedimiento llamado artrocentesis. La piel sobre las articulaciones será lavada y se utilizará anestesia local para adormecer el tejido en el sitio de la inserción. Una aguja deberá ser introducida en el espacio alrededor de la articulación y el líquido se extraerá con la jeringa. Cuando se ha obtenido suficiente líquido sinovial para la muestra, la aguja se retira.

¿Qué me sentiré durante el examen?

El grado de molestia que usted puede sentir dependerá de muchos factores, incluyendo su sensibilidad para el dolor. Comuníquele a la persona que realiza la prueba lo que esté sintiendo. Informe a dicha persona si usted no puede continuar con el procedimiento.

Sangre venosa:

Durante la toma de la muestra, usted puede sentir una ligera molestia en el sitio donde ésta se obtiene.

Fluido pleural:

Antes de la toracocentesis, se aplica anestesia local en el sitio del procedimiento para adormecer el área. Usted puede sentir una ligera molestia o ardor cuando la medicina es inyectada. Todavía puede sentir presión o molestia durante el procedimiento. El sitio del procedimiento podrá quedar adolorido durante los siguientes días.

Fluido peritoneal:

Para la paracentesis, se aplicará anestesia local para adormecer el área del procedimiento y disminuir el dolor. Usted puede sentir ligeras molestias o picazón cuando la anestesia sea inyectada. Puede presentar dolor breve cuando la aguja pase a través de la pared abdominal. Si usted tiene una concentración elevada de líquido extraperitoneal, este procedimiento puede disminuir la molestia abdominal o la dificultad respiratoria. Si grandes cantidades de líquido son extraídas, usted puede presentar mareo o dolor de cabeza. Avise a la persona que realiza la prueba si esto sucede. El sitio del procedimiento puede quedar adolorido durante los siguientes días.

Fluido sinovial:

Para la artrocentesis, se aplicará anestesia local para adormecer el área del procedimiento. Usted puede sentir ligeras molestias o picazón durante el procedimiento. Puede presentar dolor breve cuando la aguja pase a través de la membrana de la articulación. El sitio del procedimiento puede quedar adolorido durante los siguientes días.

¿Qué debo hacer después del examen?

Sangre venosa:

Después de obtener la muestra sanguínea de una vena, se coloca un algodón, tela adhesiva o gasa en el área donde fue insertada la aguja. Le pueden solicitar que aplique presión en el área. Evite practicar ejercicio intenso inmediatamente después de la toma sanguínea. Avise al técnico laboratorista si usted presenta dolor, enrojecimiento, hinchazón o descarga en el sitio de la punción.

Fluido pleural:

Después de la toracocentesis se colocará un vendaje sobre el sitio del procedimiento y se ejercerá presión para que el sangrado o salida de líquido se detenga. Se realizarán radiografías de tórax para checar complicaciones. Los rayos X de tórax pueden ser repetidos para observar el regreso de líquido al pulmón. Siga las instrucciones del médico para el cambio del vendaje y otros cuidados de la herida. Informe a su médico inmediatamente si presenta dificultad respiratoria, falta de aliento, dolor de pecho, debilidad, fatiga, fiebre o mareo. También informe inmediatamente si presenta aumento de sangrado o drenaje en el sitio del procedimiento.

Fluido peritoneal:

Después de que la paracentesis es utilizada para obtener una muestra de líquido peritoneal, se deberá aplicar presión y un vendaje para proteger el sitio de la punción. Este vendaje y los signos vitales serán monitoreados frecuentemente durante un tiempo después de este procedimiento. Avise inmediatamente al médico si usted presenta mareo o debilidad después del procedimiento.

Deberá seguir las instrucciones acerca de cómo cuidar el vendaje y vigilar los signos y síntomas de infección. Informe a su médico si usted presenta fiebre o aumento del dolor, drenaje, enrojecimiento, hinchazón o formación de pus en el sitio del procedimiento.

Después de la paracentesis, el médico puede solicitarle que cheque su orina por si existe sangrado, ya que esto puede ser un signo de lesión de vejiga. Vigile cualquier sangrado en su orina por lo menos durante 24 horas después del procedimiento. Si usted ve cualquier sangrado en la orina, avise a su médico inmediatamente.

Fluido sinovial:

Después de que la artrocentesis es completada, es necesario aplicar presión en el sitio y vendaje para proteger el sitio de la punción. Si se extrae una gran cantidad de líquido, se coloca una venda elástica para dar soporte a la articulación. Para tratar la hinchazón y el dolor, usted puede colocar paquetes fríos sobre la articulación. Evite el uso excesivo de la articulación durante algunos días. Si tiene dificultades para usar el brazo o pierna afectados después del procedimiento, avise a su médico.

Usted debe seguir las instrucciones para cuidar el vendaje y vigilar los signos y síntomas de infección. Informe al médico si presenta fiebre, aumento de dolor, enrojecimiento, hinchazón o pus en el sitio del procedimiento.

¿Cuáles son los riesgos?

Sangre: En el sitio donde se toma la muestra puede ocurrir la extravasación de sangre, un hematoma (sangre extravasada debajo de la piel), así como una infección. Las personas que realizan estos exámenes pueden necesitar hacerlos más de una vez. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este examen.

Líquido pleural: La toracocentesis es un procedimiento para obtener una muestra de líquido pleural. Los riesgos comunes incluyen sangrado y moretón en el sitio de la toma, y neumotórax (colapso pulmonar). Si está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, tiene un alto riesgo de sangrar en el sitio de la toma. Pocas veces el riesgo incluye hemotórax (sangre en el tórax), edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones) y embolismo de aire venoso (burbujas de aire en la vena). El hígado y bazo se pueden dañar en este procedimiento. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de que le practiquen una toracocentesis.

Líquido peritoneal: Con el procedimiento de paracentesis se obtiene una muestra de líquido peritoneal. Los riesgos incluyen infección y sangrado severo. La aguja usada en el procedimiento puede dañar un órgano abdominal. Si se retira una cantidad excesiva de líquido, su presión arterial puede bajar mucho. Si está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, tiene un alto riesgo de sangrar en el sitio de punción. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de que le practiquen una paracentesis.

Líquido sinovial: El procedimiento de artrocentesis es utilizado para obtener una muestra de líquido sinovial. Los riesgos incluyen sangrado e infección en la articulación. Si está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, tiene un alto riesgo de sangrar en el sitio de punción. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este procedimiento.

¿Cuáles son los resultados normales para éste examen?

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden variar dependiendo de la edad, género, historia clínica, el método usado para esta prueba y muchos otros factores. Si sus resultados son diferentes de los resultados sugeridos a continuación, esto no significa que usted tenga una enfermedad. Contacte a su médico para cualquier pregunta que tenga. Los siguientes resultados son considerados normales para estas pruebas:

  • Adultos y Niños: Negativo

¿Qué son los próximos pasos después del examen?

Pide a tu médico que te informe sobre los resultados de tus exámenes. Puede ser que te pidan que llames para pedir resultados, que hagas una cita para discutirlos con tu médico, o puede ser que recibas estos resultados por correo. El seguimiento depende de muchos factores relacionados con los resultados de las pruebas. Incluso, puede ser que no tengas que hacer ningún seguimiento después de realizarte los exámenes. En algunos casos, pueden sugerirte o ser necesario algún seguimiento. Algunos ejemplos de seguimiento pueden ser cambios en tus medicamentos, o planes de tratamiento, referirte a un especialista, una vigilancia con mayor o menor frecuencia, o pruebas o procedimientos adicionales. Platica con tu médico sobre cualquier cosa que te preocupe o cualquier duda que tengas acerca de tu tratamiento o las instrucciones que te ha dado.

¿Dónde puedo conseguir más información?

Related Companies

  • Centers for Disease Control and Prevention (CDC) - http://www.cdc.gov/

Referencias:

[1] Pappagianis D & Zimmer BL: Serology of coccidioidomycosis. Clin Microbiol Rev 1990; 3:247-268. Available from URL: http://www.pubmedcentral.gov/articlerender.fcgi?tool=docline&pubmedid=2200605. As accessed February 23, 2005.

[2] Penn RL MD, Lambert RS MD, & George RB MD: Invasive fungal infections: the use of serologic tests in diagnosis and management. Arch Intern Med 1983; 143(6):1215-1220.

[3] Bayer AS: Fungal pneumonias; pulmonary coccidioidal syndromes (Part I). Primary and progressive primary coccidioidal pneumonias -- diagnostic, therapeutic, and prognostic considerations. Chest 1981; 79(5):575-583.


Last Updated: 1/27/2017
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.

Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M