Búsqueda de temas de salud

Guía de la salud

Prueba de sangre oculta en las heces (materias fecales)

¿Qué es este examen?

Este examen descubre sangre oculta (esondida) en la materia fecal. Este examen es usado para evaluar y manegar trastornos gastrointestinales y cánceres del recto y colon[1][2].

¿Cuáles son otros nombres para este examen?

  • Faecal occult blood test
  • Fecal occult blood test
  • FOBT - Faecal occult blood test
  • FOBT - Fecal occult blood test

¿Cuáles son otros exámenes similares?

  • Cultivo de materia fecal
  • Colonoscopia
  • Medición de lactoferrina
  • Sigmoidoscopia

¿Por qué puedo necesitar este examen?

Los exámenes de laboratorio pueden realizarse por muchas razones, como investigación rutinaria de salud o sospecha de enfermedad o de toxicidad. También pueden ser utilizados para determinar si la efectividad de un medicamento mejora o empeora. Los exámenes pueden medir el éxito o fracaso de un tratamiento. Pueden ser solicitados por razones médicas o legales. Las siguientes son posibles razones por las que este examen puede realizarse:

  • Cáncer de colon o recto
  • Enfermedad diarreica infecciosa
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Púrpura de Henoch-Schonlein
  • Síndrome del intestino irritable

¿Cuándo y con qué frecuencia puedo tener este examen?

Existen varios factores para determinar cuándo y con qué frecuencia se pueden realizar los exámenes. Su duración puede depender de los resultados o terminación de otros exámenes, procedimientos o tratamientos. Los exámenes pueden ser realizados inmediatamente en una emergencia o pueden ser demorados conforme una condición es tratada o monitoreada. Se puede sugerir un examen o llegar a ser necesario cuando aparecen ciertos signos o síntomas.

Debido a cambios de las funciones naturales del organismo durante el día, los exámenes pueden ser realizados en una determinada hora. Si usted se ha preparado para este examen con cambios en la ingesta de comida o líquidos, los exámenes pueden ser realizados de acuerdo con estos cambios. Los intervalos para la realización de los exámenes pueden basarse en el aumento o disminución de los niveles de medicamentos, drogas u otras sustancias en el organismo.

La edad o el género de las personas puede influir en la fecha y la frecuencia con que se requiere un examen. Las condiciones crónicas o progresivas pueden necesitar un monitoreo continuo mediante exámenes. Ciertos exámenes pueden ser repetidos para obtener una serie de resultados o para confirmar o refutar resultados. Las veces que deban realizarse los exámenes y su frecuencia varían dependiendo si se llevan a cabo por razones profesionales o legales.

¿Cómo debo prepararme para el examen?

Antes de la obtención de una muestra de heces, refiera a su médico si tiene diarrea o está ingiriendo algún antibiótico, bario, bismuto, aceite, hierro, magnesio o si está usando medicamentos para la diarrea.

Pregúntele a su trabajador de salud si cambios a su dieta son necesarios antes de que las muestras de materia fecal son coleccionadas para este examen[3].

¿Cómo se hace el examen?

Para obtener una muestra de heces, le pedirán que defeque en un recipiente especial. Evita que caigan orina, agua, pañuelos desechables o papel higiénico en la muestra.

¿Qué me sentiré durante el examen?

El grado de molestia que usted puede sentir dependerá de muchos factores, incluyendo su sensibilidad para el dolor. Comuníquele a la persona que realiza la prueba lo que esté sintiendo. Informe a dicha persona si usted no puede continuar con el procedimiento.

Esta prueba usualmente no causa molestia.

¿Qué debo hacer después del examen?

Después de tomar una muestra de heces en las instalaciones del laboratorio, cierre el contenedor si tiene tapa y colóquelo en el lugar que le indicará el técnico laboratorista. Lave sus manos con agua y jabón. Si le piden obtener la muestra de heces en casa, siga las instrucciones que le proporcionen.

¿Cuáles son los riesgos?

Heces: Generalmente, el dar una muestra de heces se considera seguro. Pregunte a su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este examen.

¿Cuáles son los resultados normales para éste examen?

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden variar dependiendo de la edad, género, historia clínica, el método usado para esta prueba y muchos otros factores. Si sus resultados son diferentes de los resultados sugeridos a continuación, esto no significa que usted tenga una enfermedad. Contacte a su médico para cualquier pregunta que tenga. Los siguientes resultados son considerados normales para estas pruebas:

  • Adultos y niños: negativo

¿Qué son los próximos pasos después del examen?

Pide a tu médico que te informe sobre los resultados de tus exámenes. Puede ser que te pidan que llames para pedir resultados, que hagas una cita para discutirlos con tu médico, o puede ser que recibas estos resultados por correo. El seguimiento depende de muchos factores relacionados con los resultados de las pruebas. Incluso, puede ser que no tengas que hacer ningún seguimiento después de realizarte los exámenes. En algunos casos, pueden sugerirte o ser necesario algún seguimiento. Algunos ejemplos de seguimiento pueden ser cambios en tus medicamentos, o planes de tratamiento, referirte a un especialista, una vigilancia con mayor o menor frecuencia, o pruebas o procedimientos adicionales. Platica con tu médico sobre cualquier cosa que te preocupe o cualquier duda que tengas acerca de tu tratamiento o las instrucciones que te ha dado.

¿Dónde puedo conseguir más información?

Related Companies

  • American Gastroenterological Association - http://www.gastro.org
  • American College of Gastroenterology - http://www.acg.gi.org/
  • American Cancer Society - http://www.cancer.org

Referencias:

[1] Smith RA, Cokkinides V, & Eyre HJ: American Cancer Society guidelines for the early detection of cancer, 2004SMITH2004. CA Cancer J Clin 2004; 54(1):41-52.

[2] Mandel JS, Bond JH, Church TR, et al: Reducing mortality from colorectal cancer by screening for fecal occult blood. Minnesota Colon Cancer Control Study. N Engl J Med 1993; 328(19):1365-1371.

[3] Hatlebakk JG & Hatlebakk MV: Diagnostic approach to suspected irritable bowel syndrome. Best Pract Res Clin Gastroenterol 2004; 18(4):735-746.


Last Updated: 4/18/2007
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.

Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M