Búsqueda de temas de salud

Guía de la salud

Determinación de concentración de hemoglobina corpuscular media

¿Qué es este examen?

Este examen mide el promedio de la concentración de hemoglobina (la parte de los glóbulos rojos que carga oxígeno) en la sangre. Este examen es usado para evaluar y manejar desórdenes de sangre[1] como la esferocitosis hereditaria (EH)[2][3].

¿Cuáles son otros nombres para este examen?

  • Erythrocyte mean corpuscular haemoglobin concentration
  • Erythrocyte mean corpuscular hemoglobin concentration
  • MCHC determination
  • MCHC - Mean cell haemoglobin concentration
  • MCHC - Mean cell hemoglobin concentration
  • Mean corpuscular haemoglobin concentration determination
  • Mean corpuscular hemoglobin concentration determination

¿Cuáles son otros exámenes similares?

  • Determinación amplia de distribución de glóbulos rojos

¿Por qué puedo necesitar este examen?

Los exámenes de laboratorio pueden realizarse por muchas razones. Los exámenes se realizan para exploratorias rutinarias o si se sospecha una enfermedad o toxicidad. Los exámenes de laboratorio también se pueden usar para determinar si una condición médica esta mejorando o empeorando. También pueden ser utilizados para determinar la efectividad o fallecimiento de un medicamento o plan de tratamiento. Pueden ser solicitados por razones médicas o legales. Usted podría necesitar esta prueba si tiene:

  • Esferocitosis hereditaria

¿Cuándo y con qué frecuencia puedo tener este examen?

Existen varios factores para determinar cuándo y con qué frecuencia se pueden realizar los exámenes. Su duración puede depender de los resultados o terminación de otros exámenes, procedimientos o tratamientos. Los exámenes pueden ser realizados inmediatamente en una emergencia o pueden ser demorados conforme una condición es tratada o monitoreada. Se puede sugerir un examen o llegar a ser necesario cuando aparecen ciertos signos o síntomas.

Debido a cambios de las funciones naturales del organismo durante el día, los exámenes pueden ser realizados en una determinada hora. Si usted se ha preparado para este examen con cambios en la ingesta de comida o líquidos, los exámenes pueden ser realizados de acuerdo con estos cambios. Los intervalos para la realización de los exámenes pueden basarse en el aumento o disminución de los niveles de medicamentos, drogas u otras sustancias en el organismo.

La edad o el género de las personas puede influir en la fecha y la frecuencia con que se requiere un examen. Las condiciones crónicas o progresivas pueden necesitar un monitoreo continuo mediante exámenes. Ciertos exámenes pueden ser repetidos para obtener una serie de resultados o para confirmar o refutar resultados. Las veces que deban realizarse los exámenes y su frecuencia varían dependiendo si se llevan a cabo por razones profesionales o legales.

¿Cómo debo prepararme para el examen?

Sangre venosa:

Antes de que le tomen la muestra de sangre, informe al técnico laboratorista si es usted alérgico al látex y si está ingiriendo medicamentos que puedan causar sangrado excesivo. También informe si en alguna ocasión presentó náuseas, ligero dolor de cabeza o debilidad cuando le sacaron sangre.

Sangre de cordón umbilical:

Si la sangre de cordón umbilical es usada para este examen, pídale al trabajador de salud por las instrucciones de preparación.

¿Cómo se hace el examen?

La sangre venosa o de cordón umbilical puede ser coleccionada para este examen.

Sangre venosa:

Cuando se necesita obtener una muestra de sangre venosa, generalmente se selecciona una vena del brazo. Se puede poner un torniquete (correa larga de caucho) para ver la vena. Se limpia la piel sobre la vena y se introduce la aguja. Le pedirán que permanezca muy quieto mientras toman la muestra. La sangre se puede recolectar en uno o más tubos y el torniquete puede ser retirado. Cuando se ha obtenido suficiente sangre para la muestra, el técnico laboratorista saca la aguja.

Sangre de cordón umbilical:

Para obtener sangre del cordón umbilical, se utiliza un método percútaneo de muestreo que consiste en introducir una aguja a través del abdomen de la embarazada. Se utiliza ultrasonido para guiar la aguja. Cuando hay suficiente sangre recolectada, la aguja es retirada.

Para obtener sangre del cordón umbilical del recién nacido, el médico puede usar una aguja y jeringa mientras el cordón está aún en el recién nacido. Las muestras de sangre también pueden ser recolectadas de la parte del cordón umbilical que ha sido cortada del recién nacido.

Después del nacimiento, no es necesario obtener la muestra de sangre del muñón de cordón umbilical del recién nacido. Pero si el recién nacido tiene insertado un catéter en los vasos del cordón umbilical, la muestra de sangre puede ser recolectada a través de ese catéter.

¿Qué me sentiré durante el examen?

El grado de molestia que usted puede sentir dependerá de muchos factores, incluyendo su sensibilidad para el dolor. Comuníquele a la persona que realiza la prueba lo que esté sintiendo. Informe a dicha persona si usted no puede continuar con el procedimiento.

Sangre venosa:

Durante la toma de la muestra, usted puede sentir una ligera molestia en el sitio donde ésta se obtiene.

Sangre de cordón umbilical:

Existen diferentes maneras de obtener una muestra de sangre de cordón. Dependiendo del procedimiento utilizado para la obtención de la muestra, la prueba puede resultar incómoda. Pregunte a su médico para que le explique lo que se siente durante esta prueba.

¿Qué debo hacer después del examen?

Sangre venosa:

Después de obtener la muestra sanguínea de una vena, se coloca un algodón, tela adhesiva o gasa en el área donde fue insertada la aguja. Le pueden solicitar que aplique presión en el área. Evite practicar ejercicio intenso inmediatamente después de la toma sanguínea. Avise al técnico laboratorista si usted presenta dolor, enrojecimiento, hinchazón o descarga en el sitio de la punción.

Sangre de cordón umbilical:

Dependiendo del procedimiento utilizado para obtener una muestra de la sangre del cordón, existen instrucciones especiales que usted debe seguir. Pregunte a su médico por cualquier instrucción especial que deba seguir en este procedimiento.

¿Cuáles son los riesgos?

Sangre: En el sitio donde se toma la muestra puede ocurrir la extravasación de sangre, un hematoma (sangre extravasada debajo de la piel), así como una infección. Las personas que realizan estos exámenes pueden necesitar hacerlos más de una vez. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este examen.

Sangre del cordón umbilical: Antes del nacimiento, la sangre del cordón umbilical puede ser obtenida por un procedimiento llamado toma de muestra percutánea de sangre del cordón umbilical. Este procedimiento se realiza mediante la inserción de una aguja a través del abdomen de la embarazada y del cordón umbilical. Los riesgos de este procedimiento incluyen sangrado en el lugar de la inserción de la aguja, bradicardia fetal (el corazón del bebé late anormalmente lento), infección y trombosis (coágulo de sangre) de la vena del cordón. Otro riesgo es el hematoma del cordón umbilical (acumulación de sangre extravasada que presiona el cordón umbilical y puede restringir el flujo sanguíneo hacia el bebé). Si usted está utilizando medicamentos que causen sangrado excesivo, tiene un alto riesgo de sangrar en el sitio de punción. Existe riesgo de que su bebé no sobreviva a este procedimiento. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de que le practiquen una toma de muestra percutánea de sangre del cordón umbilical.

Sangre del cordón umbilical: Después del nacimiento, la sangre del cordón umbilical puede ser obtenida por dos métodos. Uno es la obtención de sangre de la porción que no está en el bebé, el cual no lleva riesgo. El otro método consiste en la colocación de un catéter que puede ser insertado en la arteria o vena umbilical del recién nacido con finalidad médica. Los riesgos de este método son pérdida de sangre, infección y burbujas de aire en los vasos sanguíneos. Adicionalmente, puede ocurrir un espasmo de vaso sanguíneo, disminuyendo temporalmente el flujo de sangre en una parte del cuerpo del bebé. La persona que realiza este procedimiento puede necesitar hacer varios intentos. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de obtener sangre del cordón umbilical utilizando este método.

¿Cuáles son los resultados normales para éste examen?

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden variar dependiendo de la edad, género, historia clínica, el método usado para esta prueba y muchos otros factores. Si sus resultados son diferentes de los resultados sugeridos a continuación, esto no significa que usted tenga una enfermedad. Contacte a su médico para cualquier pregunta que tenga. Los siguientes resultados son considerados normales para estas pruebas:

  • Adultos: 31-37 g/dL (310-370 g/L) [4]
  • Sangre fetal [5]:
    • 18 a 20 semanas de gestación: 32 +/- 2.3 g/dL (320 ± 24 g/L)
    • 21 a 22 semanas de gestación: 31.7 +/- 2.78 g/dL (317 ± 28 g/L)
    • 23 a 25 semanas de gestación: 32.1 +/- 3.2 g/dL (321 ± 32 g/L)
    • 26 a 30 semanas de gestación: 32.1 +/- 3.6 g/dL (321 ± 36 g/L)
  • Neonatos (sangre de cordón umbilical): 30-36 g/dL [5]
  • Neonatos, 2 semanas: 28-35 g/dL (280-350 g/L) [5]
  • Infantes, 1 mes: 28-36 g/dL (280-360 g/L) [5]
  • Infantes, 2 meses: 28-35 g/dL (280-350 g/L) [5]
  • Infantes, 4 meses: 29-37 g/dL (290-370 g/L) [5]
  • Niños, 6 meses a 17 años: 32-37 g/dL (320-370 g/L) [5]

¿Qué puede afectar los resultados de mi examen?

  • Hydroxocobalamin
  • Resultados son aumentados en [6]:
    • Autoaglutinación
    • Deshidratación celular
    • Hemólisis
    • Lipemia
    • Xerocytosis
  • Resultados son disminuidos en [6]:
    • Glóbulos blancos altos

¿Qué son los próximos pasos después del examen?

Pide a tu médico que te informe sobre los resultados de tus exámenes. Puede ser que te pidan que llames para pedir resultados, que hagas una cita para discutirlos con tu médico, o puede ser que recibas estos resultados por correo. El seguimiento depende de muchos factores relacionados con los resultados de las pruebas. Incluso, puede ser que no tengas que hacer ningún seguimiento después de realizarte los exámenes. En algunos casos, pueden sugerirte o ser necesario algún seguimiento. Algunos ejemplos de seguimiento pueden ser cambios en tus medicamentos, o planes de tratamiento, referirte a un especialista, una vigilancia con mayor o menor frecuencia, o pruebas o procedimientos adicionales. Platica con tu médico sobre cualquier cosa que te preocupe o cualquier duda que tengas acerca de tu tratamiento o las instrucciones que te ha dado.

Referencias:

[1] Fischbach FT & Dunning MB: A Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 7th ed. Lippincott Williams & Wilkins, Philadelphia, PA, USA, 2004.

[2] Premetis E, Stamoulakatou A, & Loukopoulos D: Hereditary spherocytosis in Greece: collective data on a large number of patients. Hematology 1999; 4:361-366.

[3] Michaels LA, Cohen AR, Zhao H, et al: Screening for hereditary spherocytosis by use of automated erythrocyte indexes. J Pediatr 1997; 130:957-960.

[4] Kratz A, Ferraro M, Sluss PM, et al: Case records of the Massachusetts General Hospital: laboratory values. N Engl J Med 2004; 351(15):1549-1563.

[5] Tietz NW (Ed): Clinical Guide to Laboratory Tests, 3rd ed. W. B. Saunders, Philadelphia, PA, 1995.

[6] Nicoll D, McPhee SJ, Pignone M, et al (Eds): Pocket Guide to Diagnostic Tests, 3rd. McGraw-Hill, New York, NY, United States, 2001.


Last Updated: 1/27/2017
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.

Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M