Búsqueda de temas de salud

Guía de la salud

Medición del anticuerpo de Helicobacter pylori

¿Qué es este examen?

Este examen verifica si se encuentra la bacteria helicobacter pylori, también conocida como H. pylori, en la sangre. Se usa para evaluar y manejar problemas de su sistema gastrointestinal (digestivo), como úlceras de estómago y inflamación[1][2][3][4][5][6][7].

Picture of a normal digestive system

¿Cuáles son otros nombres para este examen?

  • Helicobacter pylori antibody assay
  • Measurement of Helicobacter pylori antibody
  • Serologic test for Helicobacter pylori

¿Por qué puedo necesitar este examen?

Los exámenes de laboratorio pueden realizarse por muchas razones, como investigación rutinaria de salud o sospecha de enfermedad o de toxicidad. También pueden ser utilizados para determinar si la efectividad de un medicamento mejora o empeora. Los exámenes pueden medir el éxito o fracaso de un tratamiento. Pueden ser solicitados por razones médicas o legales. Las siguientes son posibles razones por las que este examen puede realizarse:

  • Cáncer de estómago
  • Inflamación gástrica por la bacteria H. pylori
  • Ulcera péptica por Helicobacter pylori

¿Cuándo y con qué frecuencia puedo tener este examen?

Existen varios factores para determinar cuándo y con qué frecuencia se pueden realizar los exámenes. Su duración puede depender de los resultados o terminación de otros exámenes, procedimientos o tratamientos. Los exámenes pueden ser realizados inmediatamente en una emergencia o pueden ser demorados conforme una condición es tratada o monitoreada. Se puede sugerir un examen o llegar a ser necesario cuando aparecen ciertos signos o síntomas.

Debido a cambios de las funciones naturales del organismo durante el día, los exámenes pueden ser realizados en una determinada hora. Si usted se ha preparado para este examen con cambios en la ingesta de comida o líquidos, los exámenes pueden ser realizados de acuerdo con estos cambios. Los intervalos para la realización de los exámenes pueden basarse en el aumento o disminución de los niveles de medicamentos, drogas u otras sustancias en el organismo.

La edad o el género de las personas puede influir en la fecha y la frecuencia con que se requiere un examen. Las condiciones crónicas o progresivas pueden necesitar un monitoreo continuo mediante exámenes. Ciertos exámenes pueden ser repetidos para obtener una serie de resultados o para confirmar o refutar resultados. Las veces que deban realizarse los exámenes y su frecuencia varían dependiendo si se llevan a cabo por razones profesionales o legales.

¿Cómo debo prepararme para el examen?

Antes de que le tomen la muestra de sangre, informe al técnico laboratorista si es usted alérgico al látex y si está ingiriendo medicamentos que puedan causar sangrado excesivo. También informe si en alguna ocasión presentó náuseas, ligero dolor de cabeza o debilidad cuando le sacaron sangre.

¿Cómo se hace el examen?

La sangre venosa o capilar puede ser usada por este examen.

Sangre venosa:

Cuando se necesita obtener una muestra de sangre venosa, generalmente se selecciona una vena del brazo. Se puede poner un torniquete (correa larga de caucho) para ver la vena. Se limpia la piel sobre la vena y se introduce la aguja. Le pedirán que permanezca muy quieto mientras toman la muestra. La sangre se puede recolectar en uno o más tubos y el torniquete puede ser retirado. Cuando se ha obtenido suficiente sangre para la muestra, el técnico laboratorista saca la aguja.

Sangre capilar:

Comúnmente los sitios para tomar muestras son las yemas de los dedos. En los bebés, la muestra se obtiene del talón. Una vez seleccionado el sitio, el médico puede colocar compresas calientes y asegurar el flujo de la sangre. El área debe ser limpiada con antisépticos. Se utiliza una pequeña aguja para dar un piquete en la superficie de la piel y esa área puede ser presionada suavemente para obtener sangre, la cual se recolecta en pequeños dispositivos.

¿Qué me sentiré durante el examen?

El grado de molestia que usted puede sentir dependerá de muchos factores, incluyendo su sensibilidad para el dolor. Comuníquele a la persona que realiza la prueba lo que esté sintiendo. Informe a dicha persona si usted no puede continuar con el procedimiento.

Durante la toma de la muestra, usted puede sentir una ligera molestia en el sitio donde ésta se obtiene.

¿Qué debo hacer después del examen?

Sangre venosa:

Después de obtener la muestra sanguínea de una vena, se coloca un algodón, tela adhesiva o gasa en el área donde fue insertada la aguja. Le pueden solicitar que aplique presión en el área. Evite practicar ejercicio intenso inmediatamente después de la toma sanguínea. Avise al técnico laboratorista si usted presenta dolor, enrojecimiento, hinchazón o descarga en el sitio de la punción.

Sangre capilar:

Después de que se completa la muestra de sangre capilar, se deberá colocar un algodón sobre el sitio y sostenerlo firmemente hasta que el sangrado se detenga. Puede colocarse un algodón o tela adhesiva sobre el sitio.

¿Cuáles son los riesgos?

Sangre: En el sitio donde se toma la muestra puede ocurrir la extravasación de sangre, un hematoma (sangre extravasada debajo de la piel), así como una infección. Las personas que realizan estos exámenes pueden necesitar hacerlos más de una vez. Consulte con su médico en caso de duda acerca de los riesgos de este examen.

¿Cuáles son los resultados normales para éste examen?

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden variar dependiendo de la edad, género, historia clínica, el método usado para esta prueba y muchos otros factores. Si sus resultados son diferentes de los resultados sugeridos a continuación, esto no significa que usted tenga una enfermedad. Contacte a su médico para cualquier pregunta que tenga. Los siguientes resultados son considerados normales para estas pruebas:

  • Negativo [8]

¿Qué son los próximos pasos después del examen?

Pide a tu médico que te informe sobre los resultados de tus exámenes. Puede ser que te pidan que llames para pedir resultados, que hagas una cita para discutirlos con tu médico, o puede ser que recibas estos resultados por correo. El seguimiento depende de muchos factores relacionados con los resultados de las pruebas. Incluso, puede ser que no tengas que hacer ningún seguimiento después de realizarte los exámenes. En algunos casos, pueden sugerirte o ser necesario algún seguimiento. Algunos ejemplos de seguimiento pueden ser cambios en tus medicamentos, o planes de tratamiento, referirte a un especialista, una vigilancia con mayor o menor frecuencia, o pruebas o procedimientos adicionales. Platica con tu médico sobre cualquier cosa que te preocupe o cualquier duda que tengas acerca de tu tratamiento o las instrucciones que te ha dado.

¿Dónde puedo conseguir más información?

Related Companies

  • National Digestive Diseases Information Clearinghouse (NDDIC) - www.digestive.niddk.nih.gov
  • American College of Gastroenterology - http://www.acg.gi.org/

Referencias:

[1] Rembiasz K, Konturek PC, Karcz D, et al: Biomarkers in various types of atrophic gastritis and their diagnostic usefulness. Dig Dis Sci 2005; 50(3):474-482.

[2] Logan RPH & Walker MM: ABC of the upper gastrointestinal tract: Epidemiology and diagnosis of Helicobacter pylori infection. BMJ 2001; 323(7318):920-922.

[3] Nakamura RM: Laboratory tests for the evaluation of Helicobacter pylori infections. J Clin Lab Anal 2001; 15(6):301-307.

[4] Vaira D, Holton J, Menegatti M, et al: New immunological assays for the diagnosis of helicobacter pylori infection. Gut 1999; 45:23-27.

[5] Howden CW & Hunt RH: Guidelines for the management of Helicobacter pylori infection. Ad Hoc Committee on Practice Parameters of the American College of Gastroenterology. Am J Gastroenterol 1998; 93(12):2330-2338.

[6] Cutler AF: Testing for Helicobacter pylori in clinical practice. Am J Med 1996; 100:35S-41S.

[7] Kozol RA & Dekhne N: Helicobacter pylori and the pathogenesis of duodenal ulcer. J Lab Clin Med 1994; 124(5):623-626.

[8] Nicoll D, McPhee SJ, Pignone M, et al: Pocket Guide to Diagnostic Tests, 4th. McGraw-Hill, New York, NY, US, 2004.


Last Updated: 4/26/2012
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.

Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M