HealthSearch

Health Guide

Cirugía de reimplantación ureteral - niños

Definición

Los uréteres son los conductos que transportan la orina desde los riñones hacia la vejiga. La reimplantación ureteral es una cirugía para cambiar la posición por donde estos conductos entran a la pared de la vejiga.

Nombres alternativos

Ureteroneocistostomía - niños; Cirugía de reimplante ureteral - niños; Implante ureteral; Reflujo en niños - reimplantación ureteral

Descripción

Este procedimiento cambia la forma en la que el uréter se sujeta a la vejiga.

La cirugía se lleva a cabo en el hospital mientras el niño está dormido y no siente dolor. Esta se demora de 2 a 3 horas.

Durante la cirugía, el cirujano:

  • Separará el uréter de la vejiga.
  • Creará un nuevo túnel entre la pared de la vejiga y el músculo, que se encuentre en una mejor posición en la vejiga.
  • Colocará el uréter en el nuevo túnel.
  • Sujetará el uréter en su lugar y cerrará la vejiga con puntos de sutura.
  • Si es necesario, esto se realizará con el otro uréter.
  • Cerrará cualquier incisión hecha en el vientre del niño con puntos de sutura o grapas.

La cirugía se puede realizar de 3 maneras. El método usado dependerá de la condición de su hijo y de cómo los uréteres necesitan ser sujetados de nuevo a la vejiga.

  • En la cirugía abierta, el médico hará una pequeña inicisón en la parte inferior del vientre a través del músculo y la grasa.
  • En la cirugía laparoscópica, el médico realizará el procedimiento usando una cámara y pequeños instrumentos quirúrgicos a través de 3 o 4 incisiones pequeñas en el vientre.
  • La cirugía robótica es similar a la cirugía laparoscópica, excepto que los instrumentos los sostiene un robot. El cirujano controla al robot.

Su hijo será dado de alta de 1 a 2 días después de la cirugía.

Por qué se realiza el procedimiento

La cirugía se realiza para evitar que la orina se regrese de la vejiga a los riñones. Este se denomina reflujo, y puede ocasionar infecciones repetitivas en el tracto urinario y daño a los riñones.

Este tipo de cirugía es común en niños con reflujo debido a una anomalía congénita del sistema urinario. En los niños mayores, esto se puede hacer para tratar el reflujo debido a una lesión o enfermedad.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de este procedimiento son:

  • Fuga de orina en el espacio alrededor de la vejiga
  • Sangre en la orina
  • Infección renal
  • Espasmos en la vejiga
  • Bloqueo en los uréteres
  • Es posible que el problema no se arregle

Los riesgos a largo plazo incluyen:

Antes del procedimiento

Le darán instrucciones específicas acerca del consumo de alimentos y bebidas basado en la edad de su hijo. El médico del niño puede recomendarle que:

  • No le dé al niño ningún alimento sólido o líquidos que no sean claros, tales como leche y jugo de naranja, a partir de la media noche antes de la cirugía.
  • Le dé solo líquidos claros, tales como jugo de manzana, a niños mayores hasta 2 horas antes de la cirugía.
  • Amamante a los niños hasta 4 horas antes de la cirugía. A los bebés que se alimentan con fórmula, esta se les debe dar hasta 6 horas antes de la cirugía.
  • No le dé a su hijo nada para beber 2 horas antes de la cirugía.
  • Solamente le dé a su hijo los medicamentos que el médico recomiende.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, su hijo recibirá liquídos a través de la vena (IV). Junto con esto, al niño también le pueden dar un medicamento para aliviar el dolor y calmar los espasmos en la vejiga.

Es posible que su hijo tenga una sonda, que es un tubo que irá desde la vejiga para drenar la orina. También puede haber un drenaje en el vientre del niño para que los líquidos salgan después de la cirugía. Estos se pueden retirar antes que el niño sea dado de alta. En caso contrario, el médico le indicará cómo cuidar de ellos y cuándo regresar para retirarlos.

Cuando el niño vuelva de la anestesia, es probable que llore, luzca intranquilo o confundido, y se sienta enfermo o vomite. Estas reacciones son normales y desaparecerán con el tiempo.

Su hijo necesitará permanecer en el hospital por 1 a 2 días, dependiendo del tipo de cirugía que tuvo.

Expectativas (pronóstico)

La cirugía es exitosa en la mayoría de niños.

Referencias

Elder JS. Vesicoureteral reflux. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pedriatics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 539.

Khoury AE, Bägli DJ. Vesicoureteral reflux. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA; Elsevier; 2016:chap 137.

Monitto CL. Ureteral reimplantation. In: Fleisher LA, Roizen MF, eds. Essence of Anesthesia Practice. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:560.

Richstone L, Scherr DS. Robotic and laparoscopic surgery. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA; Elsevier; 2016:chap 96.


Actualizado: 3/28/2017
Versión en inglés revisada por: Jennifer Sobol, DO, urologist with the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.