HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Dispositivo de asistencia ventricular

Definición

El dispositivo de asistencia ventricular (DAV) ayuda al corazón a bombear sangre de una de las principales cámaras de bombeo al resto del cuerpo o al otro lado del corazón. Estas bombas son implantadas en el cuerpo. En la mayoría de los casos son conectadas a un aparato fuera de su cuerpo. 

Nombres alternativos

DAV; VAD; RVAD; LVAD; BVAD; Dispositivo de asistencia ventricular derecho; Dispositivo de asistencia ventricular izquierdo; Dispositivo de asistencia biventricular; Bomba cardíaca; Sistema de asistencia ventricular izquierdo; Sistema de asistencia ventricular implantable; Falla cardíaca - DAV; Cardiomiopatía - DAV

Descripción

Un dispositivo de asistencia ventricular tiene 3 partes:

  • Una bomba que pesa de 1 a 2 libras (.5 a 1 kilogramo). Se coloca dentro o fuera del abdomen.
  • Un controlador electrónico. Similar a una computadora pequeña que controla la forma como trabaja la bomba.
  • Baterías. Se llevan afuera del cuerpo. Van conectadas a la bomba por un cable que entra en el abdomen.

Usted necesitará anestesia general cuando se le implante el DAV. Esto hará que se duerma y no sienta dolor durante el procedimiento.

Durante la cirugía:

  • El cirujano abre la mitad del tórax con un corte quirúrgico y luego separa el esternón. Esto le permite llegar hasta el corazón.
  • Luego, el cirujano creará el espacio para la bomba bajo la piel y el tejido, en la parte superior de la pared abdominal.
  • Después, pondrá la bomba en este espacio.

Un tubo conectará la bomba al corazón. Otro tubo conectará la bomba a la aorta o a una de las otras arterias mayores. Se pasará otro tubo a través de la piel para conectar la bomba al controlador y las baterías.

El DAV llevará sangre del ventrículo (cámara de bombeo principal del corazón) a través del tubo que va a la bomba. Luego, el dispositivo volverá a bombear la sangre hasta una de las arterias y a través del cuerpo.

Por lo regular, La cirugía dura de 4 a 6 horas.

Existen otros tipos de DAV que se pueden colocar con técnicas menos invasivas para ayudar al ventrículo izquierdo o derecho. Sin embargo, éstos normalmente no pueden proporcionar tanto flujo (apoyo) como los implantados quirúrgicamente.

Por qué se realiza el procedimiento

Puede necesitar un DAV si tiene insuficiencia cardíaca grave que no se puede controlar con medicamentos, dispositivos para control el ritmo u otros tratamientos. Usted puede recibir este dispositivo mientras está en una lista de espera para un trasplante de corazón. Algunas personas que reciben un DAV están muy enfermas y pueden estar ya conectados a una máquina de circulación extracorporal.

No toda persona con insuficiencia cardíaca grave es un buen candidato para este procedimiento.

Riesgos

Los riesgos para esta cirugía son:

  • Coágulos sanguíneos en las piernas que pueden viajar hasta los pulmones
  • Coágulos sanguíneos que se forman en el dispositivo y que pueden viajar a otras partes del cuerpo
  • Problemas respiratorios
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular
  • Reacciones alérgicas a los anestésicos utilizados durante la cirugía
  • Infecciones

Antes del procedimiento

La mayoría de las personas ya estará en el hospital para el tratamiento de su insuficiencia cardíaca.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas a quienes se les coloca un DAV pasan de pocos hasta varios días en la unidad de cuidados intensivos (UCI) después de la cirugía. Usted puede permanecer en el hospital desde 2 hasta 8 semanas después de que le hayan colocado la bomba. En este tiempo aprenderá a cuidar de ella.

Los DAV menos invasivos no están diseñados para pacientes ambulatorios y los pacientes tienen que permanecer en la UCI durante la el tiempo de uso. Se utilizan a veces como un puente para un DAV quirúrgico o una recuperación cardíaca.

Expectativas (pronóstico)

Un DAV puede ayudar a que las personas que tengan insuficiencia cardíaca vivan por más tiempo. También puede ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente.

Referencias

Aaronson KD, Pagani FD. Mechanical Circulatory Support. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 29.

Mcmurray JJV, Pfeffer MA. Heart failure: management and prognosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 59.

Peura JL, Colvin-Adams M, Francis GS, et al. Recommendations for the use of mechanical circulatory support: device strategies and patient selection: a scientific statement from the American Heart Association. Circulation. 2012;126(22):2648-2667. PMID: 23109468 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23109468.


Actualizado: 5/5/2016
Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.