HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Pulso

Definición

El pulso es el número de latidos cardíacos por minuto.

Nombres alternativos

Frecuencia cardíaca; Latidos del corazón (palpitaciones)

Forma en que se realiza el examen

El pulso se puede medir en zonas por las cuales la arteria pasa cerca de la piel. Estas incluyen:

  • La parte posterior de las rodillas
  • La ingle
  • El cuello
  • La sien
  • La parte alta o la cara interna del pie
  • La muñeca

Para medir el pulso en la muñeca, coloque los dedos índice y medio sobre la parte anterior de la muñeca opuesta, debajo de la base del pulgar. Presione con los dedos hasta que sienta el pulso.

Para medir el pulso en el cuello, coloque los dedos índice y medio al lado de la manzana de Adán en la depresión ligera y suave. Presione suavemente hasta que localice el pulso.

Nota: siéntese o acuéstese antes de tomar el pulso del cuello. Las arterias del cuello en algunas personas son sensibles a la presión. Se puede presentar desmayo o disminución de los latidos cardíacos. Asimismo, no tome los pulsos en ambos lados del cuello al mismo tiempo. Hacer esto puede reducir el flujo de sangre a la cabeza y llevar a que se presente desmayo.

Una vez que encuentre el pulso, cuente los latidos durante 1 minuto completo. O durante 30 segundos y multiplique por 2. Esto le dará los latidos por minuto.

Preparación para el examen

Si se va a determinar la frecuencia cardíaca en reposo, usted debe haber estado descansando por lo menos 10 minutos. Tome la frecuencia cardíaca durante el ejercicio mientras esté entrenando.

Lo que se siente durante el examen

Hay una ligera presión de los dedos.

Razones por las que se realiza el examen

La medición del pulso proporciona información importante acerca de su salud. Cualquier cambio de la frecuencia cardíaca normal puede ser indicio de un problema de salud. El pulso rápido puede ser un signo de la presencia de una infección o deshidratación. En situaciones de emergencia, la frecuencia del pulso puede ayudar a determinar si el corazón de la persona está bombeando.

La medición del pulso tiene también otros usos. Durante el ejercicio o inmediatamente después, la frecuencia del pulso brinda información sobre el estado atlético y su salud.

Resultados normales

Para la frecuencia cardíaca en reposo:

  • Recién nacidos de 0 a 1 mes de edad: 70 a 190 latidos por minuto
  • Bebés de 1 a 11 meses de edad: 80 a 160 latidos por minuto
  • Niños de 1 a 2 años de edad: 80 a 130 latidos por minuto
  • Niños de 3 a 4 años de edad: 80 a 120 latidos por minuto
  • Niños de 5 a 6 años de edad: 75 a 115 latidos por minuto
  • Niños de 7 a 9 años de edad: 70 a 110 latidos por minuto
  • Niños de 10 años o más y adultos (incluso ancianos): 60 a 100 latidos por minuto
  • Atletas bien entrenados: de 40 a 60 latidos por minuto

Significado de los resultados anormales

Las frecuencias cardíacas en reposo que están continuamente altas (taquicardia) pueden ser indicio de un problema. Hable con su proveedor de atención médica acerca de ello. También consulte respecto a frecuencias cardíacas en reposo que estén por debajo de los valores normales (bradicardia).

Asimismo, su proveedor debe revisar un pulso que sea muy firme (pulso saltón) y que dure más de unos cuantos minutos. Un pulso irregular también puede ser indicio de un problema.

Un pulso que es difícil de localizar puede significar que hay obstrucción en la arteria. Estas obstrucciones son frecuentes en personas con diabetes o ateroesclerosis a raíz del colesterol alto. Su proveedor puede ordenar un examen, conocido como estudio Doppler, para revisar las obstrucciones.

Referencias

Bernstein D. History and physical examination. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 422.

Simel DL. Approach to the patient: history and physical examination. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 7.


Actualizado: 1/26/2017
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.