HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Llanto excesivo en bebés

Definición

Llorar es ina manera de comunicarse importante para los niños. Pero cuando un bebé llora demasiado, puede ser una señal de algo que necesita tratamiento.

Nombres alternativos

Bebés- llanto excesivo; Niño sano - llanto excesivo

Consideraciones

Los bebés normalmente lloran de 1 a 3 horas diarias. Es perfectamente normal que un bebé llore cuando tiene hambre, sed, cansancio, soledad o dolor. También es normal que un bebé tenga un período de irritabilidad durante la noche.

Pero, si un bebé llora con demasiada frecuencia, pueden haber problemas médicos que necesitan ser atendidos.

Causas

Los bebés pueden llorar por cualquiera de las siguientes razones:

  • Aburrimiento o soledad
  • Cólicos
  • Incomodidad o irritación ocasionada por un pañal mojado o sucio, por gases excesivos o por sentir frío
  • Hambre o sed
  • Enfermedad
  • Infección (una causa probable si el llanto está acompañado de irritabilidad, letargo, inapetencia o fiebre. Debe llamar al proveedor de atención médica de su bebé)
  • Medicamentos
  • Contracciones y espasmos musculares normales que perturban el sueño
  • Dolor
  • Dentición

Cuidados en el hogar

Los cuidados en el hogar dependen de la causa. Siga las recomendaciones de su proveedor.

Si el bebé parece tener hambre constantemente a pesar de que se lo alimenta en pequeñas porciones y con frecuencia, consulte con su proveedor acerca del crecimiento normal y horarios de alimentación.

Si el llanto es ocasionado por aburrimiento o por soledad, se recomienda acariciar, cargar y hablarle más al bebé y mantenerlo a la vista. Los juguetes que no ofrecen ningún tipo de peligro al bebé se deben mantener en un lugar donde los pueda ver. Si el problema es causado por una alteración del sueño, arrópelo firmemente en una frazada antes de llevarlo a la cama.

Si el bebé llora excesivamente porque tiene frío, abríguelo bien o ajuste la temperatura de la habitación. Si los adultos tienen frío, probablemente el bebé también.

Siempre revise las posibles causas de dolor o incomodidad en un bebé que llora. Cuando utilice pañales de tela, busque ganchos que se hayan soltado o hilos sueltos que se enrollan firmemente alrededor de los dedos de las manos o los pies. Las erupciones por el pañal también son molestas.

Tómele la temperatura al bebé para ver si tiene fiebre. Asimismo, revise al bebé de pies a cabeza en busca de alguna lesión y preste atención especial a los dedos de pies y manos y a los genitales. No es raro que un cabello se enrolle alrededor de una parte del bebé, como un dedo del pie, causando dolor.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor:

  • El llanto excesivo de un bebé persiste sin ninguna explicación y no desaparece en un día, a pesar de los intentos de tratamiento en el hogar.
  • El bebé tiene otros síntomas, como fiebre, junto con el llanto excesivo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor examinará a su bebé y le harán preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas del niño. Las preguntas pueden ser:  

  • ¿Le están saliendo los dientes al bebé? 
  • ¿Está aburrido, solo, hambriento o sediento? 
  • ¿Parece tener muchos gases? 
  • ¿Qué otros síntomas presenta el bebé? ¿Tiene dificultad para despertar, fiebre, irritabilidad, falta de apetito o vómito?

Su proveedor revisará el crecimiento y desarrollo del bebé. Se pueden prescribir antibióticos si el bebé tiene una infección bacteriana.

Referencias

American Academy of Pediatrics. Responding to your baby's cries. Healthychildren.org Web site. Updated November 21, 2015. www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/crying-colic/Pages/Responding-to-Your-Babys-Cries.aspx. Accessed January 13, 2017.

Pomeranz AJ, Sabnis S, Busey SL, Kliegman RM. Irritable infant (fussy or excessively crying infant). Pomeranz AJ, Sabnis S, Busey SL, Kliegman RM, eds. Pediatric Decision-Making Strategies. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 79.


Actualizado: 12/9/2016
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.