HealthSearch

Health Guide

Intoxicación con limpiadores de piscinas

Definición

La intoxicación con limpiadores de piscinas ocurre cuando alguien ingiere este tipo de sustancias, las toca o inhala sus vapores. Estos limpiadores contienen cloro y ácidos. Es más probable que el cloro cause intoxicación grave que los ácidos.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Las sustancias dañinas en los limpiadores de piscinas son:

  • Bromo
  • Cloruro de calcio
  • Hipoclorito de calcio
  • Cobre quelado
  • Cloro
  • Sosa comercial
  • Bicarbonato de sodio
  • Diversos ácidos suaves

Dónde se encuentra

Diversos limpiadores de piscinas contienen estas sustancias.

Síntomas

A continuación, los síntomas de la intoxicación con limpiadores de piscinas en diferentes partes del cuerpo.

OJOS, OÍDOS, NARIZ Y GARGANTA

  • Pérdida de la visión
  • Fuerte dolor de garganta
  • Fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua

ESTÓMAGO E INTESTINOS

CORAZÓN Y SANGRE

  • Desmayo
  • Presión arterial baja que se presenta rápidamente
  • Demasiado o muy poco ácido en la sangre que lleva a daño en órganos

PULMONES Y VÍAS RESPIRATORIAS

  • Dificultad respiratoria (por la inhalación de la sustancia)
  • Inflamación de la garganta (también puede causar dificultad respiratoria)

PIEL

  • Quemadura
  • Orificios en la piel o tejidos subyacentes
  • Irritación

Cuidados en el hogar

Consiga ayuda médica de inmediato. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Si el limpiador entró en contacto con la piel o los ojos, enjuague con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si la persona ingirió el limpiador, suminístrele agua o leche inmediatamente, si el proveedor se lo indica. NO le dé nada de beber si la persona está presentando síntomas de dificultad para tragar. Estos incluyen vómitos, convulsiones o disminución de la lucidez mental.

Si la persona inhaló los vapores del limpiador, llévela inmediatamente a tomar aire fresco.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve consigo el recipiente al hospital.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Los exámenes que pueden hacerse incluyen:

  • Broncoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en las vías respiratorias y en los pulmones
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma) o rastreo cardíaco
  • Endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para buscar quemaduras en el esófago y el estómago

El tratamiento puede incluir:

  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para tratar los síntomas
  • Una sonda a través de la boca hasta el estómago para vaciarlo (lavado gástrico)
  • Lavado de la piel (irrigación), en ocasiones con intervalos de pocas horas durante varios días
  • Cirugía para retirar la piel quemada
  • Soporte respiratorio, incluyendo una sonda a través de la boca hasta los pulmones y un respirador (ventilador)

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la gravedad de la intoxicación y de la prontitud con que se reciba el tratamiento. Cuanto más rápido reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Las altas dosis de cloro y de ácidos utilizados para la limpieza de piscinas pueden ser muy tóxicas. Es posible que se presente un daño serio en la boca, la garganta y el estómago. El desenlace clínico dependerá de la magnitud de este daño.

Abrir una cubeta grande de tabletas de cloro puede exponerlo a un poderoso gas de cloro que puede ser muy tóxico. Abra siempre el recipiente al aire libre. Mantenga la cara lo más lejos posible del recipiente.

Referencias

Hoyte C. Caustics. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 148.

Nelson LS, Hoffman RS. Inhaled toxins. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 153.


Actualizado: 10/16/2017
Versión en inglés revisada por: Jesse Borke, MD, FACEP, FAAEM, Attending Physician at FDR Medical Services/Millard Fillmore Suburban Hospital, Buffalo, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.