HealthSearch

Health Guide

Intoxicación con aceite de pino

Definición

El aceite de pino es un bactericida y desinfectante. Este artículo aborda la intoxicación causada por la ingestión de este aceite.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El aceite de pino (terpenos) es el elemento tóxico.

Dónde se encuentra

El aceite de pino se encuentra en:

  • Diversos productos de limpieza
  • Algunos limpiadores de porcelana

Síntomas

La intoxicación con aceite de pino puede afectar varias partes del cuerpo.

OJOS, OÍDOS, NARIZ Y GARGANTA

  • Dificultad para deglutir
  • Quemadura en la garganta
  • Quemadura en los ojos

PULMONES

  • Dificultad para respirar

TRACTO GASTROINTESTINAL

CORAZÓN Y CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

SISTEMA NERVIOSO

  • Coma
  • Confusión
  • Depresión
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Irritabilidad
  • Aturdimiento
  • Nerviosismo
  • Estupor (nivel reducido de conciencia)
  • Pérdida del conocimiento

Tratamiento en el hogar

Busque asistencia médica inmediata. NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el proveedor de atención médica o un centro de toxicología.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se harán exámenes de sangre y orina. La persona puede recibir:

  • Soporte para la respiración y las vías respiratorias, incluso oxígeno. En casos extremos, se puede introducir una sonda a través de la boca hasta los pulmones para evitar la succión. Entonces, se necesitaría un respirador artificial (ventilador).
  • Radiografía del tórax.
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco).
  • Endoscopia -- colocación de una cámara a través de la garganta para visualizar las quemaduras en el esófago y el estómago.
  • Líquidos por vía intravenosa (IV).
  • Laxantes para que el tóxico pase rápidamente por el cuerpo.
  • Medicamentos para tratar los síntomas.
  • Extirpación quirúrgica de la piel quemada (desbridamiento cutáneo).
  • Sonda a través de la nariz hasta el estómago (poco frecuente) para vaciarlo (lavado gástrico).
  • Lavado de la piel (irrigación), quizá con intervalos de pocas horas durante varios día.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de la persona depende de la cantidad del tóxico que se ingirió y la prontitud con que recibió el tratamiento. La ingestión del aceite de pino puede tener efectos graves en muchas partes del cuerpo. En la mayoría de casos, el mayor problema es que el aceite de pino se ingiere (se aspira) hacia los pulmones en lugar del estómago, causando problemas para respirar.

Cuanto más rápidamente se reciba asistencia médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Referencias

Kulig K. General approach to the poisoned patient. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 147.

Lee DC. Hydrocarbons. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 158.


Actualizado: 10/3/2016
Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.