HealthSearch

Health Guide

Intoxicación por cobre

Definición

Este artículo aborda la intoxicación a causa del cobre.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El cobre puede ser tóxico si se ingiere o inhala.

Dónde se encuentra

El cobre se encuentra en estos productos:

  • Ciertas monedas: todas las monedas de un centavo en los Estados Unidos hechas antes de 1982 contenían cobre
  • Ciertos insecticidas y fungicidas
  • Alambre de cobre
  • Algunos productos de acuario
  • Suplementos vitamínicos y minerales (el cobre es un micronutriente esencial, pero demasiada cantidad puede ser mortal)

Otros productos también pueden contener cobre.

Síntomas

La ingestión de grandes cantidades de cobre puede causar:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Piel y escleróticas amarillas (ictericia)

El contacto con grandes cantidades de cobre puede provocar que el cabello se vuelva de un color diferente (verde). La inhalación de vapores y polvo de cobre puede causar un síndrome agudo de fiebre por vapores metálicos (FVM). Las personas con este síndrome presentan:

  • Dolor en el pecho
  • Escalofríos
  • Tos
  • Fiebre
  • Debilidad generalizada
  • Dolor de cabeza
  • Sabor metálico en la boca

La exposición prolongada puede ocasionar inflamación del pulmón y cicatrización permanente. Esto lleva a una disminución de la función pulmonar.

Los síntomas de una exposición a largo plazo incluyen:

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. NO provoque el vómito, a menos que así lo indique el centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (sus componentes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido o inhalado
  • Cantidad ingerida o inhalada

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, que incluyen la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Pruebas de sangre y orina
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma y rastreo cardíaco)

El tratamiento puede incluir:

  • Carbón activado por vía oral o una sonda a través de la nariz hacia el estómago
  • Soporte respiratorio, incluso oxígeno, un tubo a través de la boca hacia la garganta y un respirador
  • Diálisis (dializador)
  • Líquidos a través de una vena (IV)
  • Medicamento para tratar los síntomas
  • Medicamento para neutralizar el efecto del cobre

Expectativas (pronóstico)

La intoxicación súbita (aguda) con cobre es rara. Sin embargo, se pueden presentar problemas graves de salud a largo plazo por la exposición al cobre. La intoxicación grave puede causar insuficiencia hepática y la muerte.

Si la toxicidad se debe a una acumulación de cobre por mucho tiempo, el desenlace clínico depende del grado de daño que haya en los órganos del cuerpo.

Referencias

Lewis JH. Liver disease caused by anesthetics, chemicals, toxins, and herbal preparations. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 89.

Nelson LS. Copper. In: Hoffman RS, Howland MA, Lewin NA, Nelson LS, Goldfrank LR, eds. Goldfrank's Toxicologic Emergencies. 10th ed. New York, NY: McGraw Hill-Medical; 2015:chap 95.

Theobald JL, Mycyk MB. Iron and heavy metals. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 151.


Actualizado: 9/23/2017
Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.