HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Preparación de un adolescente para un examen o procedimiento

Definición

La preparación para un examen o procedimiento médico puede reducir la ansiedad, estimular la cooperación y ayudarle a su hijo adolescente a desarrollar habilidades para enfrentar la situación.

Nombres alternativos

Preparación de un adolescente para un procedimiento o examen; Preparar a un adolescente para un examen/procedimiento; Preparar a un adolescente para un examen o procedimiento médico

Información

Hay muchas formas de ayudar a un adolescente a prepararse para un procedimiento o examen médico.

Primero, explique las razones del procedimiento. Deje que su hijo participe y tome la mayor cantidad de decisiones posible.

PREPARACIÓN ANTES DEL PROCEDIMIENTO

Explique el procedimiento con la terminología médica correcta. Dígale a su hijo la razón por la que se va a realizar el examen. (Solicítele a su proveedor de atención médica la explicación si usted no está seguro). El hecho de comprender la necesidad del procedimiento puede reducir la ansiedad del adolescente.

Describa lo que sentirá durante el examen lo mejor que se pueda. Permita que el adolescente practique las posiciones o movimientos que se van a requerir para el examen, como la posición fetal para una punción lumbar.

Sea honesto respecto a la molestia que su hijo puede sentir, pero sin extenderse mucho. Puede ayudar el hecho de hacer énfasis en los beneficios del procedimiento y decirle que los resultados del examen pueden brindar más información. Hable de temas que el adolescente pueda disfrutar después del examen, como el hecho de sentirse mejor o irse a casa. Las recompensas, como ir de compras o al cine, pueden ser útiles si el adolescente puede realizarlas.

Hasta donde pueda, coméntele a su adolescente respecto al equipo que se usará para el examen. Si el procedimiento tiene lugar en un sitio nuevo, puede servir el hecho de dar una vuelta con el adolescente por las instalaciones antes del examen.

Sugiera formas para que el adolescente permanezca calmado, tales como:

  • Soplar burbujas
  • Respirar profundamente
  • Contar
  • Crear un ambiente silencioso y en paz
  • Practicar técnicas de relajación (tener pensamientos agradables)
  • Apretar la mano de un padre (o de otra persona) que esté en calma durante el procedimiento
  • Jugar con videojuegos manuales
  • Utilizar fantasías guiadas
  • Probar con otras distracciones, como escuchar música con audífonos, si está permitido

Cuando sea posible, deje que el adolescente tome algunas decisiones, como la hora del día o la fecha en la cual realizar el procedimiento. Cuanto más control tenga una persona sobre un procedimiento, más probable será que se presente menos dolor y ansiedad.

Permita que el adolescente participe en tareas sencillas durante el procedimiento, como sostener un instrumento, si se permite.

Hable acerca de los riesgos potenciales. Los adolescentes con frecuencia tienen preocupaciones acerca de los riesgos, especialmente respecto a cualquier tipo de efectos en la apariencia, la actividad mental y la sexualidad. Aborde estos miedos de manera abierta y honesta en lo posible. Suministre información acerca de cambios en la apariencia física u otros posibles efectos secundarios que el examen pueda ocasionar.

A los adolescentes mayores les pueden servir los videos que muestren a adolescentes de su misma edad explicando y sometiéndose al procedimiento. Pregúntele al médico si hay disponibilidad de tales películas para que su hijo las vea. También le puede servir el hecho de hablar de sus inquietudes con compañeros que hayan manejado situaciones estresantes similares. Pregúntele a su proveedor si conoce adolescentes interesados en asesoría de compañeros o si pueden recomendar un grupo de apoyo local.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

Si el procedimiento se lleva a cabo en el hospital o en el consultorio de su proveedor, pregunte si puede quedarse con su hijo. Sin embargo, si su hijo no desea que usted esté allí, es mejor darle el gusto. Respetando su necesidad creciente de privacidad e independencia, no permita que los compañeros o hermanos vean el procedimiento, a menos que su hijo solicite que ellos estén presentes.

Evite mostrar ansiedad. El hecho de lucir ansioso hará que el adolescente se sienta más perturbado y preocupado. Las investigaciones sugieren que los niños son más colaboradores si sus padres toman medidas para reducir su propia ansiedad.

Otras consideraciones:

  • Solicítele a su proveedor limitar la cantidad de extraños que ingresan y salen del cuarto durante el procedimiento. Esto puede aumentar la ansiedad.
  • Solicite que el proveedor que haya pasado más tiempo con su hijo sea quien lleve a cabo el procedimiento, de ser posible. De otra manera, su hijo puede mostrar algo de resistencia. Prepárelo anticipadamente para que sepa que este examen lo puede realizar alguien que él o ella no conoce.
  • Solicite el uso de anestesia, cuando sea apropiado, para reducir cualquier molestia.
  • Explíquele a su hijo que sus reacciones son normales.

Referencias

Alexander M. Managing patient stress in pediatric radiology. Radiol Technol. 2012;83(6):549-60. PMID: 22763832. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22763832.

Bray L, Callery P, Kirk S. A qualitative study of the pre-operative preparation of children, young people and their parents for planned continence surgery: experiences and expectations. J Clin Nurs. 2012;21(13-14):1964-73. PMID: 22487535. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22487535.

Fincher W, Shaw J, Ramelet AS. The effectiveness of a standardized preoperative preparation in reducing child and parent anxiety: a single-blind randomized controlled trial. J Clin Nurs. 2012;21(7-8):946-55. PMID: 22300416. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22300416.

Kain ZN, Fortier MA, Chorney JM, Mayes L. Web-based tailored intervention for preparation of parents and children for outpatient surgery (WebTIPS): development. Anesth Analg. 2015;120(4):905-914. PMID: 25790212. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25790212.


Actualizado: 5/18/2016
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.