HealthSearch

Health Guide

Lipofuscinosis neuronal ceroidea

Definición

Es un grupo poco frecuente de trastornos de las células nerviosas. La lipofuscinosis neuronal ceroidea (NCL, por sus siglas en inglés) se transmite de padres a hijos (hereditaria).

Existen tres tipos principales de NCL:

  • Adulta (enfermedad de Kufs o Parry)
  • Juvenil (enfermedad de Batten)
  • Infantil tardía (enfermedad de Janski-Bielschowsky)

Nombres alternativos

Lipofuscinosis; Enfermedad de Batten; Enfermedad de Jansky-Bielschowsky; Enfermedad de Kufs; Enfermedad de Spielmeyer-Vogt; Haltia - enfermedad de Santavuori; Hagberg - enfermedad de Santavuori

Causas

La lipofuscinosis neuronal ceroidea consiste en la acumulación de un material anormal llamado lipofuscina en el cerebro. Se piensa que la NCL es causada por problemas con la capacidad del cerebro para eliminar y reciclar proteínas.

Las lipofuscinosis se heredan como rasgos autosómicos recesivos. Esto significa que cada padre transmite una copia defectuosa del gen para que el niño presente la afección.

Solo un subtipo de NCL adulto es heredado como autosómico dominante

Síntomas

Los síntomas de la NCL incluyen:

  • Aumento anormal del tono muscular o espasmos
  • Ceguera o problemas de visión
  • Demencia
  • Falta de coordinación muscular
  • Discapacidad intelectual
  • Trastornos del movimiento
  • Pérdida del habla
  • Convulsiones
  • Marcha inestable

Pruebas y exámenes

Este trastorno se puede observar al nacer, pero generalmente se diagnostica mucho más tarde en la infancia.

Los exámenes incluyen:

  • Autofluorescencia (una técnica de iluminación)
  • EEG (mide la actividad eléctrica en el cerebro)
  • Microscopia electrónica de una biopsia cutánea
  • Electrorretinografía (un examen ocular)
  • Pruebas genéticas
  • Resonancia magnética o tomografías computarizadas del cerebro
  • Biopsia de tejido

Tratamiento

No existe cura para los trastornos NCL. El tratamiento depende del tipo de NCL y de la magnitud de los síntomas. Su proveedor de atención médica puede recetarle relajantes musculares para controlar los trastornos de sueño y la irritabilidad. También le pueden recetar medicamentos para controlar las crisis epilépticas y la ansiedad. Una persona con NCL puede necesitar asistencia y cuidados de por vida.

Grupos de apoyo

Los siguientes recursos pueden brindarle más información acerca del NCL:

Expectativas (pronóstico)

Cuanto más joven sea la persona cuando aparece la enfermedad, mayor será el riesgo de discapacidad y de muerte temprana. Las personas que desarrollan la enfermedad a temprana edad pueden tener problemas de visión, que progresan hasta la ceguera, y problemas con la función mental que empeoran. Si la enfermedad surge en el primer año de vida, es probable que la muerte se presente hacia los 10 años.

Si la enfermedad ocurre en la adultez, los síntomas serán más leves, sin pérdida de visión y con una expectativa de vida normal.

Posibles complicaciones

Estas complicaciones pueden ocurrir:

  • Deterioro visual o ceguera (con las formas de la enfermedad de aparición temprana)
  • Deterioro mental que va desde graves retrasos del desarrollo al nacer hasta demencia posteriormente en la vida
  • Músculos rígidos (debido a problemas graves con los nervios que controlan el tono muscular)

La persona puede llegar a ser totalmente dependiente de otros para que la ayuden con las actividades cotidianas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si su hijo muestra síntomas de ceguera o discapacidad intelectual.

Prevención

Se recomienda asesoría genética si la familia tiene antecedentes conocidos de este trastorno. Es posible que se disponga de pruebas prenatales, o un examen llamado diagnóstico genético de preimplantación (DGP), dependiendo del tipo específico de la enfermedad. En el DGP, el embrión se examina en busca de anormalidades antes de ser implantado en el útero de la mujer.

Referencias

Elitt CM, Volpe JJ. Degenerative disorders of the newborn. In: Volpe JJ, Inder TE, Darras BT, et al, eds. Volpe's Neurology of the Newborn. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 29.

Glykys J, Sims KB. The neuronal ceroid lipofuscinosis disorders. In: Swaiman KF, Ashwal S, Ferriero DM, et al, eds. Swaiman's Pediatric Neurology: Principles and Practice. 6th ed. Elsevier; 2017:chap 48.

Grabowski GA, Burrow AT, Leslie ND, Prada CE. Lysosomal storage diseases. In: Orkin SH, Fisher DE, Ginsburg D, Look AT, Lux SE, Nathan DG, eds. Nathan and Oski's Hematology and Oncology of Infancy and Childhood. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 25.

Kwon JM. Neurodegenerative disorders of childhood: neuronal ceroid lipofuscinoses. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 599.


Actualizado: 10/26/2017
Versión en inglés revisada por: Anna C. Edens Hurst, MD, MS, Assistant Professor in Medical Genetics, The University of Alabama at Birmingham, Birmingham, AL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.