HealthSearch

Health Guide

Bezoar

Definición

Es una bola de material extraño que se ingiere, a menudo compuesto de pelo o fibra. Se acumula en el estómago y no logra pasar a través de los intestinos.

Nombres alternativos

Tricobezoar; Concreción de pelo

Causas

Masticar o comer cabello o materiales vellosos (o materiales difícilmente digeribles como bolsas plásticas) puede llevar a la formación de un bezoar. La tasa es muy baja. El riesgo es mayor entre las personas con discapacidad intelectual o niños con trastornos emocionales. Los bezoares se observan generalmente en mujeres entre los 10 y 19 años de edad.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica puede sentir una protuberancia en el abdomen del niño durante una palpación. Una esofagografía mostrará una masa en el estómago. Algunas veces, se puede utilizar un endoscopio para visualizar el bezoar directamente (endoscopia).

Tratamiento

Es posible sea necesaria la extirpación quirúrgica del bezoar, especialmente si es grande. En algunas ocasiones, los bezoares pequeños se pueden extraer a través del endoscopio que se introduce en la boca hasta el estómago. Esto es similar a un procedimiento de EGD.

Expectativas (pronóstico)

Se espera una recuperación completa.

Posibles complicaciones

El vómito persistente puede ocasionar deshidratación.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si sospecha que su hijo tiene un bezoar.

Prevención

Si un niño ha tenido un bezoar de cabellos en el pasado, se recomienda cortarle el cabello de forma que no pueda llevar sus puntas a la boca. Asimismo, mantener los materiales indigestos lejos de un niño que tenga la tendencia a llevarse objetos a la boca.

También hay que estar seguros de que el niño no tenga acceso a materiales vellosos o llenos de fibra.

Referencias

Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF. Foreign bodies and bezoars. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 334.


Actualizado: 7/10/2015
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.