HealthSearch

Health Guide

Absceso epidural

Definición

Un absceso epidural es una acumulación de pus (material infectado) y gérmenes entre la cubierta exterior del cerebro, la médula espinal y los huesos del cráneo o la columna vertebral. Este absceso causa hinchazón en el área.

Nombres alternativos

Absceso de la médula espinal

Causas

Un absceso epidural es un raro trastorno causado por infección en la zona entre los huesos del cráneo o la columna vertebral, y las membranas que recubren el cerebro y la médula (meninges). Esta infección se denomina absceso epidural intracraneal si se encuentra en la zona del cráneo. Se llama absceso epidural raquídeo si se encuentra en la zona de la columna vertebral. La mayoría están localizados en la columna.

La infección en la columna generalmente es causada por bacterias, pero puede ser causada por hongos. Puede deberse a otras infecciones en el cuerpo (especialmente una infección urinaria) o a microorganismos que se diseminan a través de la sangre. No obstante, en algunas personas no se encuentra ninguna otra fuente de infección.

Un absceso dentro del cráneo es llamado absceso epidural intracraneal. La causa puede ser cualquiera de las siguientes:

Un absceso en la columna vertebral se conoce como absceso epidural raquídeo. Puede verse en personas en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Una cirugía de espalda u otros procedimientos invasivos que involucren la columna vertebral
  • Infecciones de la sangre
  • Forúnculos, especialmente en la espalda o el cuero cabelludo
  • Infecciones óseas de la columna vertebral (osteomielitis vertebral)

Las personas que se inyectan drogas también están en mayor riesgo.

Síntomas

Un absceso epidural raquídeo puede causar estos síntomas:

Un absceso epidural intracraneal puede causar estos síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Letargo
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en el sitio de una cirugía reciente que empeora (en especial si está acompañado de fiebre)

Los síntomas neurológicos dependen de la ubicación del absceso y pueden incluir:

  • Disminución de la capacidad de movimiento de cualquier parte del cuerpo
  • Pérdida de la sensibilidad en cualquier zona del cuerpo o cambios anormales en la sensibilidad
  • Debilidad

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico para detectar la pérdida de funciones, como el movimiento o la sensibilidad.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección y reducir el riesgo de daño permanente. El tratamiento generalmente incluye antibióticos y cirugía. En algunos casos, solamente se utilizan antibióticos.

Los antibióticos generalmente se administran por vía intravenosa (IV) durante 4 a 6 semanas. Algunas personas necesitan tomarlos por un período más prolongado, según el tipo de bacteria y la gravedad de la enfermedad.

La cirugía para drenar o eliminar el absceso puede ser necesaria. Con frecuencia esta operación es necesaria para reducir la presión sobre la médula espinal o el cerebro si existe debilidad o daño en los nervios.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento oportunos mejoran ampliamente la posibilidad de un buen pronóstico. Una vez que se presenta debilidad, parálisis o cambios en la sensibilidad, la posibilidad de recuperar la función perdida disminuye en gran medida. Se puede presentar daño neurológico permanente o la muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Un absceso epidural es una emergencia. Vaya a la sala de emergencias o llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de un absceso en la médula espinal.

Prevención

El riesgo de absceso epidural se puede reducir con el tratamiento de ciertas infecciones como infecciones del oído, sinusitis e infecciones del torrente sanguíneo. El diagnóstico y tratamiento oportunos son importantes para prevenir complicaciones.

Referencias

Kusuma S, Klineberg EO. Spinal infections: diagnosis and treatment of discitis, osteomyelitis, and epidural abscess. In: Steinmetz MP, Benzel EC, eds. Benzel's Spine Surgery. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 122.

Tunkel AR. Subdural empyema, epidural abscess, and suppurative intracranial thrombophlebitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 93.


Actualizado: 11/14/2016
Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.