HealthSearch

Health Guide

Encefalomielitis miálgica / síndrome de fatiga crónica

Definición

La encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC) es una enfermedad de largo plazo que afecta a muchos sistemas del cuerpo. Las personas con esta enfermedad no son capaces de realizar sus actividades cotidianas. A menudo, pueden ser confinadas a una cama.

Un síntoma común es la fatiga intensa. Esta no se alivia con el descanso y no es causada directamente por otras enfermedades. Otros síntomas pueden incluir problemas con el pensamiento y la concentración, dolor y mareos.

Nombres alternativos

SFC; Fatiga - crónica; Síndrome de disfunción inmunitaria; Encefalomielitis miálgica (EM); Encefalopatía miálgica síndrome de fatiga crónica (EM/SFC); Enfermedad sistémica de intolerancia al ejercicio (ESIE)

Causas

Se desconoce la causa exacta de EM/SFC. Puede tener más de una causa. Por ejemplo, es probable que dos o más causas posibles trabajen juntas para desencadenar la enfermedad.

Los investigadores están buscando entre estas posibles causas:

  • Infección: aproximadamente una de cada diez personas que desarrollan ciertas infecciones, como el virus Epstein-Barr y la fiebre Q van a desarrollar EM/SFC. También se han estudiado otras infecciones, pero no se ha encontrado ninguna causa.
  • Cambios en el sistema inmunitario: la EM/SFC se puede desencadenar por cambios en la manera en que el sistema inmunitario de una persona responde al estrés o la enfermedad.
  • Estrés mental o físico: muchas personas con EM/SFC han estado bajo estrés mental o físico intenso antes de enfermarse.
  • Producción de energía: la manera en que las células dentro del cuerpo obtienen energía es diferente en las personas con EM/SFC que en las personas sin esta afección. No está claro cómo esto está relacionado con el desarrollo de la enfermedad.

Los factores genéticos o ambientales también pueden intervenir en la aparición de EM/SFC:

  • Cualquier persona se puede enfermar de EM/SFC.
  • Mientras que es más común en personas de 40 y 60 años de edad, la enfermedad afecta a niños, adolescentes y adultos de todas las edades.
  • Entre los adultos, las mujeres resultan afectadas con más frecuencia que los hombres.
  • Las personas de raza blanca reciben este diagnóstico más que las personas de otras razas u orígenes étnicos. Pero muchas personas con EM/SFC no han sido diagnosticadas, especialmente entre las minorías.

Síntomas

Hay tres síntomas principales o "centrales" en las personas con EM/SFC:

  • Fatiga profunda
  • Empeoramiento de los síntomas después de actividad física o mental
  • Problemas para dormir

Las personas con EM/SFC presentan fatiga persistente y profunda y no son capaces de llevar a cabo las actividades que hacían antes de la enfermedad. Esta fatiga extrema es:

  • Nueva
  • Dura al menos 6 meses
  • No se debe a actividad intensa o inusual
  • No se alivia con el sueño o el resposo en cama
  • Es tan intensa que le impide participar en ciertas actividades

Los síntomas de EM/SFC pueden empeorar después de la actividad física o mental. Esto se conoce como malestar después de hacer un esfuerzo (PEM, por sus siglas en inglés), también conocido como un desplome, recaída o colapso.

  • Por ejemplo, usted puede experimentar un desplome después de comprar en la tienda de abarrotes y necesita tomar una siesta antes de conducir de regreso a casa. O puede necesitar que alguien llegue por usted.
  • No hay manera de predecir qué ocasionará un desplome, ni forma de saber cuánto demorará la recuperación. Puede tomar días, semanas o más recuperarse.

Los problemas para dormir pueden incluir dormirse o permanecer despierto. Una noche completa de descanso no alivia la fatiga y otros síntomas.

Las personas con EM/SFC también experimentan a menudo al menos uno de los siguientes dos síntomas:

  • Olvido, problemas de concentración, problemas para seguir detalles (también llamado "neblina cerebral")
  • Empeoramiento de los síntomas al estar de pie o sentado. También puede presentar cambios en la visión o ver puntos

Otros síntomas comunes incluyen:

  • Dolor articular sin hinchazón ni enrojecimiento, dolores musculares, debilidad muscular en todo el cuerpo o dolores de cabeza diferentes a los que ha experimentado en el pasado
  • Dolor de garganta, sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o debajo de los brazos, escalofríos y sudores nocturnos
  • Problemas digestivos, como síndrome del intestino irritable
  • Alergias
  • Sensiblidad al ruido, la comida, los olores o los químicos

Pruebas y exámenes

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) describen la EM/SFC como un trastorno diferente con síntomas y signos físicos específicos. El diagnóstico se basa en el descarte de otras causas posibles.

Su proveedor de atención médica tratará de descartar otras posibles causas de fatiga, incluso:

Un diagnóstico de EM/SFC debe incluir:

  • Ausencia de otras causas de fatiga crónica
  • Al menos cuatro de los otros síntomas específicos de EM/SFC
  • Fatiga extrema y prolongada

No existen pruebas específicas para confirmar el diagnóstico de EM/SFC. Sin embargo, ha habido informes de personas con EM/SFC que arrojan resultados anormales en los siguientes exámenes:

Tratamiento

En la actualidad, no existe cura para la EM/SFC. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas.

El tratamiento incluye una combinación de lo siguiente:

  • Técnicas de manejo del sueño
  • Medicamentos para reducir el dolor, la molestia y la fiebre
  • Medicamentos para tratar la ansiedad (ansiolíticos)
  • Medicamentos para tratar la depresión (antidepresivos)
  • Alimentación saludable

Algunos medicamentos pueden causar reacciones o efectos secundarios que son peores que los síntomas originales de la enfermedad.

A las personas con EM/SFC se les exhorta a mantener una vida social activa. El ejercicio físico suave también puede servir. Su equipo de atención médica le ayudará a planear qué tanta actividad puede hacer y cómo incrementarla lentamente. Las recomendaciones incluyen:

  • Evitar hacer demasiado en los días cuando usted se siente cansado
  • Balancear el tiempo entre la actividad, el reposo y el sueño
  • Dividir las tareas grandes en tareas menores y más manejables
  • Repartir las tareas de mayor desafío a lo largo de la semana

Las técnicas de relajación y reducción del estrés pueden ayudarle a manejar el dolor crónico (prolongado) y la fatiga. Sin embargo, no se usan como tratamiento principal para la EM/SFC. Las técnicas de relajación incluyen:

  • Biorretroalimentación
  • Ejercicios de respiración profunda
  • Hipnosis
  • Terapia con masajes
  • Meditación
  • Técnicas de relajación muscular
  • Yoga

También puede ser útil trabajar con un terapista que le ayudar a lidiar con sus sentimientos y el impacto de la enfermedad en su vida.

Se están investigando nuevos métodos con medicamentos.

Grupos de apoyo

Algunas personas pueden beneficiarse del hecho de formar parte en un grupo de apoyo para la EM/SFC.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico a largo plazo para las personas con EM/SFC varía. Es difícil de predecir cuando los síntomas comienzan por primera vez. Algunas personas se recuperan completamente después de 6 meses hasta un año.

Casi 1 de cada 4 personas con EM/SFC están tan gravemente discapacitadas que no pueden levantarse de la cama o salir de su casa. Los síntomas pueden ir y venir en ciclos, e incluso cuando las personas se sienten mejor, pueden experimentar una recaída disparada por el ejercicio o una causa desconocida.

Algunas personas nunca sienten que vuelvan a desempeñarse como antes de presentar EM/SFC. Los estudios sugieren que usted tiene mayor probabilidad de mejorar si realiza una rehabilitación intensiva.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Depresión
  • Incapacidad para participar en actividades sociales y laborales, lo cual puede llevar al aislamiento
  • Efectos secundarios de los medicamentos o tratamientos

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si experimenta fatiga intensa, con o sin otros síntomas de este trastorno. Otros trastornos más graves pueden provocar síntomas similares y se deben descartar.

Referencias

Bennett RM. Fibromyalgia, chronic fatigue syndrome, and myofascial pain. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 274.

Centers for Disease Control and Prevention website. Myalgic encephalomyelitis/chronic fatigue syndrome: Treatment. www.cdc.gov/me-cfs/treatment/index.html. Updated July 3, 2017. Accessed February 26, 2018.

Engleberg NC. Chronic fatigue syndrome. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 133.

IOM (Institute of Medicine). Beyond myalgic encephalomyelitis/chronic fatigue syndrome: redefining an illness. Washington, DC: The National Academies Press; 2015. www.nationalacademies.org/hmd/~/media/Files/Report%20Files/2015/MECFS/MECFS_ReportBrief.pdf. Accessed April 20, 2016.

Nijs J, Roussel N, Van Oosterwijck J, et al. Fear of movement and avoidance behaviour toward physical activity in chronic-fatigue syndrome and fibromyalgia: state of the art and implications for clinical practice. Clin Rheumatol. 2013;32(8):1121-1129. PMID: 23639990 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23639990.

Santhouse AM, Hotopf M, David AS. Chronic fatigue syndrome. BMJ. 2010;340:c738. PMID: 20150199 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20150199.

Smith ME, Haney E, McDonagh M, et al. Treatment of myalgic encephalomyelitis/chronic fatigue syndrome: a systematic review for a National Institutes of Health Pathways to Prevention Workshop. Ann Intern Med. 2015;162(12):841-850. PMID: 26075755 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26075755.


Actualizado: 10/1/2017
Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 03/02/2018.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.