HealthSearch

Health Guide

Mucopolisacaridosis tipo IV

Definición

La mucopolisacaridosis tipo IV (MPS IV) es una enfermedad rara en la cual el cuerpo carece o no tiene suficiente cantidad de una enzima necesaria para descomponer cadenas largas de moléculas de azúcar. Estas cadenas de moléculas son llamadas glucosaminoglicanos (anteriormente denominados mucopolisacáridos). Como resultado, las moléculas se acumulan en diferentes partes del cuerpo y causan diversos problemas de salud.

La afección pertenece a un grupo de enfermedades llamado mucopolisacaridosis (MPS). La MPS IV también se conoce como síndrome de Morquio.

Existen varios tipos de MPS, incluyendo:

  • MPS I (síndrome de Hurler; síndrome de Hurler-Scheie; síndrome de Scheie)
  • MPS II (síndrome de Hunter)
  • MPS III (síndrome de Sanfilippo)

Nombres alternativos

MPS IV; Síndrome de Morquio; Mucopolisacaridosis tipo IVA; MPS IVA; Deficiencia de galactosamina-6-sulfatasa; Mucopolisacaridosis tipo IVB; MPS IVB; Deficiencia de beta galactosidasa; Enfermedad de almacenamiento lisosómico - mucopolisacaridoris tipo IV

Causas

La MPS IV es una afección hereditaria. Esto significa que se transmite de padres a hijos. Si ambos padres portan la copia defectuosa del gen relacionado con esta afección, cada uno de sus hijos tiene un 25% (1 de cada 4) de probabilidades de presentar esta enfermedad. Esto se llama rasgo autosómico recesivo.

Existen dos formas de la MPS IV: el tipo A y el tipo B.

  • El tipo A es causado por un defecto en el gen GALNS. Las personas con este tipo no tienen una enzima llamada N-acetilgalactosamina-6-sulfatasa.
  • El tipo B es causado por un defecto en el gen GLB1. Las personas con este tipo no producen suficiente cantidad de una enzima llamada beta-galactosidasa.

El cuerpo necesita estas enzimas para descomponer una cadena larga de moléculas de azúcar llamada queratán sulfato. En ambos tipos, se acumulan cantidades anormalmente grandes de glucosaminoglicanos en el cuerpo. Esto puede dañar los órganos.

Síntomas

Los síntomas normalmente comienzan entre la edad de 1 y 3 años. Estos incluyen:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico.

Generalmente, primero se hacen los exámenes de orina. Estos exámenes pueden mostrar mucopolisacáridos adicionales, pero no pueden determinar la forma específica de MPS.

Otros exámenes pueden incluir:

  • Hemocultivo
  • Ecocardiografía
  • Pruebas genéticas
  • Audiometría
  • Examen ocular con lámpara de hendidura
  • Cultivo de los fibroblastos de la piel
  • Radiografía de huesos largos, costillas y columna vertebral
  • Resonancia magnética en la parte baja del cráneo y la parte superior del cuello

Tratamiento

Para el tipo A, se puede tratar con un medicamento llamado elosulfase alfa (Vimizin), que reemplaza la carencia de la enzima. Se administra a través de una vena (IV, de manera intravenosa). Hable con su proveedor para obtener más información.

La terapia de reemplazo enzimático no está disponible para el tipo B.

Para ambos tipos, los síntomas se tratan a medida que aparecen. Una artrodesis vertebral puede prevenir la lesión permanente de la médula espinal en personas cuyos huesos cervicales estén subdesarrollados.

Grupos de apoyo

Estos recursos pueden proporcionar más información acerca de la MPS IV:

Expectativas (pronóstico)

La función cognitiva (habilidad para pensar claramente) generalmente es normal en las personas con MPS IV.

Los problemas óseos pueden llevar a que se presenten problemas de salud mayores. Por ejemplo, los huesos pequeños en la parte superior del cuello pueden deslizarse y dañar la médula espinal, causando parálisis. De ser posible, se debe realizar una cirugía para corregir tales problemas.

Las complicaciones del corazón pueden llevar a la muerte.

Posibles complicaciones

Estas complicaciones pueden suceder:

  • Problemas respiratorios
  • Insuficiencia cardíaca
  • Daño a la médula espinal y posible parálisis
  • Problemas de visión
  • Problemas al caminar relacionados con la curvatura anormal de la columna y otros problemas óseos

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si se presentan síntomas de MPS IV.

Prevención

Se recomienda la asesoría genética para las parejas que quieran tener hijos y tengan antecedentes familiares de MPS IV. Hay disponibilidad de pruebas prenatales.

Referencias

Pyeritz RE. Inherited diseases of connective tissue. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 260.

Spranger JW. Mucopolysaccharidoses. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 88.

Wraith JE. Mucopolysaccharidoses. In: Rimoin D, Korf B, eds. Emery and Rimoin's Principles and Practice of Medical Genetics. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2013:chap 102.


Actualizado: 5/1/2017
Versión en inglés revisada por: Anna C. Edens Hurst, MD, MS, Assistant Professor in Medical Genetics, The University of Alabama at Birmingham, Birmingham, AL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.