HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Ictericia y lactancia materna

Definición

La ictericia es una afección que provoca que la piel y las partes blancas de los ojos se tornen amarillos. Hay dos problemas comunes que pueden ocurrir en los recién nacidos que reciben leche materna.

  • Si la ictericia se observa más allá de la primera semana de vida de un bebé lactante que por lo demás está sano, la afección puede denominarse "ictericia por la leche materna".
  • En ocaciones, la ictericia sucede cuando un bebé no recibe suficiente leche materna, en lugar de suceder a causa de la leche misma. Esto se denomina ictericia por no amamantamiento. 

Nombres alternativos

Hiperbilirrubinemia - leche materna; Ictericia por leche materna; Ictericia por no amamantamiento

Causas

La bilirrubina es un pigmento amarillo que se produce a medida que el cuerpo recicla los glóbulos rojos viejos. El hígado ayuda a descomponer la bilirrubina de manera que se pueda eliminar del cuerpo en las heces.

Puede ser normal que los bebés recién nacidos luzcan un poco amarillos entre los días 1 y 5 de vida. El color casi siempre alcanza su máximo alrededor del día 3 o 4.

La ictericia por leche materna se presenta después de la primera semana de vida. Esta probablemente es causada por:

  • Factores en la leche materna que ayudan a un bebé a absorber bilirrubina del intestino.
  • Factores que evitan que ciertas proteínas del hígado del bebé descompongan la bilirrubina.

En ocasiones la ictericia sucede cuando un bebé no recibe suficiente leche materna, en lugar de suceder a causa de la leche misma. Este tipo de ictericia es diferente ya que comienza en los primeros días de vida. Esta se denomina "ictericia por no amamantamiento", "ictericia por no lactancia" o hasta "ictericia por inanición".

  • Los bebés que nacen de manera prematura (antes de 37 o 38 semanas) no siempre son capaces de alimentarse adecuadamente.
  • La ictericia por no amamantamiento o por no lactancia materna también puede ocurrir cuando la alimentación se programa con base en el reloj (como "cada 3 horas por 10 minutos") o cuando se dan chupones a bebés que muestran signos de hambre.

La ictericia por la leche materna puede ser hereditaria. Ocurre con la misma frecuencia en hombres y mujeres y afecta a un tercio de todos los recién nacidos que reciben únicamente la leche de sus madres.

Síntomas

La piel y posiblemente la parte blanca de los ojos (esclerótica) de su hijo lucirán amarillas.

Pruebas y exámenes

Los exámenes de laboratorio que se pueden realizar incluyen:

  • Nivel de bilirrubina (total y directa)
  • Frotis de sangre para examinar las formas y tamaños de las células sanguíneas
  • Grupo sanguíneo
  • Conteo sanguíneo completo
  • Conteo de reticulocitos (cantidad de glóbulos rojos ligeramente inmaduros)

En algunos casos, se puede hacer un examen de sangre para revisar la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD). La G6PD es una proteína que ayuda a que los glóbulos rojos funcionen apropiadamente.

Estas pruebas se llevan a cabo para asegurarse de que no haya otras causas más peligrosas detrás de la ictericia.

Otra prueba que puede ser considerada consiste en abandonar la lactancia materna y dar fórmula por 12 a 24 horas. Esto se hace para ver si bajan los niveles de bilirrubina. Esta prueba no es siempre necesaria. 

Tratamiento

El tratamiento dependerá de:

  • El nivel de bilirrubina del bebé, el cual se eleva de manera natural durante la primera semana de vida
  • Qué tan rápido ha estado subiendo el nivel de bilirrubina
  • Si su bebé nació prematuro
  • Cómo se ha estado alimentando su bebé
  • La edad de su bebé ahora

Con frecuencia, el nivel de bilirrubina es normal para la edad del bebé. Los recién nacidos normalmente tienen niveles más altos que los niños mayores y los adultos. En ese caso no se necesita tratamiento más allá del control estricto.

Usted puede prevenir el tipo de ictericia que sucede cuando el amamantamiento es insuficiente asegurándose de que su bebé esté recibiendo suficiente leche.

  • Aliméntelo entre 10 y 12 veces al día, comenzando el primer día. Aliméntelo siempre que el bebé esté alerta, cuando succione sus manos y chasquee los labios. Así es como los bebés le hacen saber que tienen hambre.
  • Si espera hasta que su bebé llore, el amamantamiento no será igual de exitoso.
  • Dé a los bebés un tiempo ilimitado en cada uno de los pechos siempre que estén succionando y deglutiendo constantemente. Los bebés satisfechos se relajan, abren las manos y se quedan dormidos.

Si el amamantamiento no está siendo exitoso, busque la ayuda de un asesor en lactancia materna o de su médico lo antes posible. Los bebés nacidos antes de la semana 37 o 38 casi siempre necesitan ayuda adicional. Con frecuencia sus madres necesitan extraer o bombear para producir suficiente leche mientras ellos aprenden a amamantarse.

Amamantar o extraer leche con más frecuencia (hasta 12 veces al día) aumentará los niveles de leche que recibe el bebé. Esto puede provocar que el nivel del bilirrubina disminuya.

Pregúntele al médico antes de darle leche maternizada (fórmula) al recién nacido.

  • Es mejor continuar amamantando. Los bebés necesitan la leche de sus madres. Si bien un bebé repleto de leche maternizada puede ser menos demandante, alimentarlo de esta manera puede provocar que usted produzca menos leche.
  • Si el suministro de leche es bajo porque la demanda del bebé ha sido baja (por ejemplo, si el bebé nació prematuramente), puede tener que utilizar leche maternizada por un período breve. También debe usar una bomba para ayudarla a producir más leche hasta que el bebé sea capaz de alimentarse mejor.
  • Pasar tiempo de contacto de "piel contra piel" también puede ayudar a los bebés a alimentarse mejor y a las madres a producir más leche.

En algunos casos, si los bebés no son capaces de alimentarse bien, se administran líquidos a través de una vena para ayudar a incrementar el nivel de líquido del bebé y bajar los niveles de bilirrubina.

Para ayudar a descomponer la bilirrubina si está demasiado alta, se puede colocar al niño bajo luces azules especiales (fototerapia). Usted puede realizar la fototerapia en el hogar.

Expectativas (pronóstico)

El bebé se debe recuperar por completo con el control y tratamiento apropiado. La ictericia debe desaparecer para la semana 12 de vida.

Posibles complicaciones

En los casos auténticos de ictericia por leche materna, no hay complicaciones en la mayoría de los casos. Sin embargo, los bebés con niveles muy altos de bilirrubina que no reciban el tratamiento médico adecuado pueden sufrir efectos graves.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor de atención médica de inmediato si usted está amamantando a su bebé y la piel y los ojos de este se tornan de color amarillo (ictericia).

Prevención

La ictericia por la leche materna no se puede prevenir y no es dañina. Pero cuando el color de un bebé es amarillo, debe hacer que se evalúe su nivel de bilirrubina de inmediato. Si el nivel de bilirrubina está alto, es importante constatar que no existan otros problemas de salud.

Referencias

Holmes AV, McLeod AY, Bunik M. ABM Clinical Protocol #5: peripartum breastfeeding management for the healthy mother and infant at term, revision 2013. Breastfeed Med. 2013;8(6):469-473. PMID: 24320091 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24320091.

Lawrence RA, Lawrence RM. Breastfeeding infants with problems. In: Lawrence RA, Lawrence RM, eds. Breastfeeding: A Guide for the Medical Profession. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 14.

Maisels MJ, Clune S, Coleman K, et al. The natural history of jaundice in predominantly breastfed infants. Pediatrics. 2014;134(2):e340-e345. PMID: 25049352 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25049352.

Preer GL, Philipp BL. Understanding and managing breast milk jaundice. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2011;96(6):F461-F466. PMID: 20688866 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20688866.


Actualizado: 12/9/2016
Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.