HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Meningitis tuberculosa

Definición

Es una infección de los tejidos que recubren el cerebro y la médula espinal (meninges).

Nombres alternativos

Meningitis por TB; Meningitis por tuberculosis

Causas

La meningitis tuberculosa es causada por el Mycobacterium tuberculosis. Esta es la bacteria que causa la tuberculosis (TB). La bacteria se disemina al cerebro y la columna desde otro lugar en el cuerpo, generalmente los pulmones.

La meningitis tuberculosa es muy poco común en los Estados Unidos. La mayoría de los casos sucede en personas que viajaron a los Estados Unidos desde otros países en donde la TB es común.

Las personas que tienen las siguientes afecciones tienen una mayor probabilidad de desarrollar meningitis tuberculosa:

Síntomas

Los síntomas a menudo comienzan lentamente y pueden incluir:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad pueden incluir:

  • Agitación
  • Fontanelas abultadas (puntos blandos) en los bebés
  • Disminución del estado de conciencia
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en los niños
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás (opistótonos). Esto ocurre usualmente en niños.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica le hará un examen. Por lo general, el examen mostrará que tiene lo siguiente:

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Rigidez en el cuello

Una punción lumbar (punción raquídea) es un examen importante en el diagnóstico de meningitis. Se hace para tomar una muestra del líquido cefalorraquídeo para su análisis. Se puede necesitar más de una muestra para hacer el diagnóstico.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

A usted le darán algunos medicamentos para combatir la bacteria de la TB. Algunas veces, el tratamiento se inicia incluso si su proveedor cree que usted tiene la enfermedad, pero las pruebas no la han confirmado todavía.

El tratamiento generalmente dura al menos 12 meses. Igualmente, se pueden utilizar medicamentos llamados corticosteroides.

Expectativas (pronóstico)

La meningitis tuberculosa es potencialmente mortal sin tratamiento. Se requiere un seguimiento a largo plazo para detectar infecciones repetitivas (recaídas).

Posibles complicaciones

De no tratarse, la enfermedad puede causar cualquiera de los siguientes:

  • Daño cerebral
  • Acumulación de líquido entre el cráneo y el cerebro (derrame subdural)
  • Pérdida de la audición
  • Hidrocefalia (acumulación de fluido dentro del cráneo que causa inflamación cerebral)
  • Convulsiones

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

El tratamiento de las personas que tienen signos de una infección de TB inactiva (latente) puede prevenir su diseminación. Se puede hacer una prueba PPD y otras pruebas para la TB con el fin de establecer si usted tiene este tipo de infección.

Algunos países que tienen una alta incidencia de TB, les dan a las personas una vacuna llamada BCG para prevenir esta afección. Sin embargo, la efectividad de esta vacuna es limitada y no suele usarse en los Estados Unidos. La vacuna BCG puede ayudar a prevenir las formas graves de TB, como la meningitis, en niños muy pequeños que viven en áreas donde esta enfermedad es más común.

Referencias

Anderson NC, Koshy AA, Roos KL. Bacterial, fungal and parasitic diseases of the nervous system. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 79.

Cruz AT, Starke JR. Tuberculosis. In: Cherry JD, Harrison GJ, Kaplan SL, Steinbach WJ, Hotez PJ, eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 96.

Fitzgerald DW, Sterling TR, Haas DW. Mycobacterium tuberculosis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 251.

Thwaites GE, van Toorn R, Schoeman J. Tuberculous meningitis: more questions, still too few answers. Lancet Neurol. 2013;12(10):999-1010. PMID: 23972913 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23972913.


Actualizado: 11/27/2016
Versión en inglés revisada por: Arnold Lentnek, MD, Infectious Diseases Medical Practice of NY and Clinical Research Centers of CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.