HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Fibromialgia

Definición

Es un síndrome común en el cual una persona tiene dolor prolongado que se propaga por todo el cuerpo. El dolor casi siempre está relacionado con fatiga, problemas de sueño, dolores de cabeza, depresión y ansiedad.

Las personas con fibromialgia también pueden tener sensibilidad en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos.

Nombres alternativos

Fibromiositis; FM;  Fibrositis

Causas

Se desconoce la causa. Los investigadores piensan que la fibromialgia se debe a un problema con la manera en que el sistema nervioso central procesa el dolor. Las posibles causas o desencadenantes de la fibromialgia incluyen:

  • Trauma físico o emocional.
  • Una respuesta anormal al dolor. Áreas en el cerebro que controlan el dolor pueden reaccionar de manera diferente en las personas con fibromialgia.
  • Alteraciones del sueño.
  • Infección, como un virus, aunque no se ha identificado ninguno.

La fibromialgia es más común en mujeres entre 20 y 50 años.

Las siguientes afecciones se pueden ver con la fibromialgia o tener síntomas similares:

Síntomas

El síntoma principal de la fibromialgia es el dolor. Este puede ser leve o intenso.

  • Las áreas del dolor se denominan puntos de sensibilidad. Estos puntos se encuentran en el tejido blando de la parte posterior del cuello, los hombros, el tórax, la región lumbar, las caderas, las espinillas, los codos y las rodillas. El dolor se irradia luego desde estas áreas.
  • El dolor se puede sentir como un dolor sordo y constante, o un dolor ardiente.
  • Las articulaciones no se afectan, aunque el dolor puede sentirse como si proviniera de ellas.

Las personas con fibromialgia tienden a despertarse con dolores y rigidez en el cuerpo. Para algunas personas, el dolor mejora durante el día y empeora durante la noche. Algunas personas presentan dolor todo el día.

El dolor puede empeorar con la actividad, la ansiedad y el estrés.

La fatiga, el estado de ánimo deprimido y los problemas con el sueño ocurren en casi todas las personas con fibromialgia. Muchas dicen que no pueden conciliar el sueño o permanecer dormidas y se sienten cansadas cuando despiertan.

Otros síntomas de fibromialgia pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Para ser diagnosticado con fibromialgia, usted debe haber tenido por lo menos 3 meses de dolor generalizado con uno o más de los siguientes síntomas:

  • Constantes problemas de sueño
  • Fatiga
  • Problemas de memoria o pensamiento

Ya no es necesario encontrar puntos de sensibilidad durante el examen para hacer un diagnóstico.

Los resultados de exámenes físicos, de sangre y orina, y las pruebas de imágenes son normales. Sin embargo, estas pruebas pueden realizarse para descartar otras enfermedades con síntomas similares. Se pueden realizar estudios de respiración durante el sueño para averiguar si usted tiene una afección llamada apnea del sueño.

La fibromialgia también puede ocurrir en personas que tienen otras formas de artritis, tales como:

  • Artritis reumatoidea
  • Osteoartritis
  • Espondiloartritis
  • Lupus eritematoso sistémico 

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas, y ayudar a que la persona le haga frente a dichos síntomas.

El primer tipo de tratamiento puede involucrar:

  • Fisioterapia
  • Ejercicio y un programa de acondicionamiento
  • Métodos para aliviar el estrés, como masaje suave y técnicas de relajación

Si estos métodos no funcionan, su proveedor de atención médica puede recetar un antidepresivo o un relajante muscular.

  • El objetivo de estos medicamentos es mejorar el sueño y ayudarlo a tolerar mejor el dolor.
  • El medicamento se debe usar junto con el ejercicio y la terapia conductual.
  • La duloxetina (Cymbalta), pregabalina (Lyrica) y milnacipran (Savella) son medicamentos que se aprobaron específicamente para tratar la fibromialgia.

También se pueden utilizar otros fármacos para tratar esta afección, como:

  • Anticonvulsivos, como gabapentina.
  • Otros antidepresivos, como la amitriptilina o la nortriptilina.
  • Relajantes musculares, como ciclobenzeprina.
  • Analgésicos, pero evite los narcóticos, ya que por lo general no ayudan.
  • Ayudas para dormir: si usted tiene apnea del sueño, se le puede recetar un aparato llamado CPAP.

La terapia cognitiva conductual es una parte importante del tratamiento. Esta terapia le ayuda a aprender cómo:

  • Manejar pensamientos negativos.
  • Llevar un diario de su dolor y síntomas
  • Reconocer qué empeora los síntomas.
  • Buscar actividades agradables.
  • Establecer límites.

Los grupos de apoyo también pueden ser muy útiles.

Las medidas que puede tomar para ayudar a cuidarse a usted mismo incluyen:

  • Consumir una alimentación equilibrada.
  • Evitar comidas grandes antes de acostarse.
  • Evitar la cafeína.
  • Practicar buenas rutinas para dormir con el fin de mejorar la calidad del sueño.
  • Hacer ejercicio de manera regular, comenzando con ejercicio de bajo nivel.
  • Ejercicios nocturnos de relajación.
  • Probar con tratamientos de acupresión y acupuntura.

Su proveedor puede remitirlo a una clínica del dolor si la afección es grave.

Expectativas (pronóstico)

La fibromialgia es un trastorno crónico. Algunas veces, los síntomas mejoran. Otras veces, el dolor puede empeorar y continuar durante meses o años.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene síntomas de fibromialgia.

Prevención

No existe una forma de prevención conocida.

Referencias

Bennett RM. Fibromyalgia, chronic fatigue syndrome, and myofascial pain. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 274.

Mbuyi N. Fibromyalgia. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:491-492.

Selfridge NJ. Fibromyalgia. In: Rakel D, ed. Integrative Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 47.

Won C, Kirsch D. Fibromyalgia and chronic fatigue syndromes. In: Kryger M, Roth T, Dement WC, eds. Principles and Practice of Sleep Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 131.


Actualizado: 7/14/2017
Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.