HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Osteoartritis

Definición

La osteoartritis (OA) es el trastorno articular más común. Se debe al envejecimiento y al desgaste y ruptura en una articulación.

Nombres alternativos

Osteoartritis hipertrófica; Osteoartrosis; Enfermedad articular degenerativa; EAD; OA; Artritis - osteoartritis

Causas

El cartílago es el tejido firme y elástico que protege los huesos en las articulaciones. Este permite que los huesos se deslicen uno sobre otro. Cuando el cartílago se rompe y se desgasta, los huesos se rozan. Esto a menudo provoca dolor, hinchazón y rigidez de OA.

A medida que la OA empeora, se pueden formar espolones óseos o hueso adicional alrededor de la articulación. Los ligamentos y músculos alrededor de la articulación pueden volverse más débiles y más rígidos.

Antes de los 55 años, la enfermedad ocurre por igual en hombres y mujeres. Después de los 55, es más común en las mujeres.

Otros factores también pueden llevar a OA:

  • La OA tiende a ser hereditaria.
  • Tener sobrepeso aumenta el riesgo OA en las articulaciones de la cadera, la rodilla, el tobillo y el pie. Esto es debido a que el peso extra causa más desgaste y ruptura.
  • Las fracturas u otras lesiones articulares pueden llevar a la OA posteriormente en la vida. Esto incluye lesiones al cartílago y los ligamentos en las articulaciones.
  • Los trabajos que implican arrodillarse o estar en cuclillas durante más de una hora al día o que implican levantar objetos, subir escaleras o caminar aumentan el riesgo de OA.
  • La práctica de deportes que implican un impacto directo sobre la articulación (fútbol americano), torsión (baloncesto o fútbol soccer) o lanzar también aumentan el riesgo de OA.

Las afecciones que pueden llevar a OA incluyen:

Síntomas

Los síntomas de la OA generalmente aparecen en personas de mediana edad y casi toda persona tiene algunos síntomas hacia la edad de 70 años.

El dolor y la rigidez en las articulaciones son los síntomas más comunes. El dolor a menudo es peor:

  • Después del ejercicio.
  • Cuando usted pone peso o ejerce presión sobre la articulación.

Con OA, las articulaciones se vuelven más rígidas y más difíciles de mover con el tiempo. Usted puede notar un sonido de fricción, chirriante o crujiente al mover la articulación.

La "rigidez matutina" se refiere al dolor y la rigidez que usted puede sentir apenas despierta por la mañana. La rigidez de la osteoartritis por lo regular dura 30 minutos o menos. Puede durar más de 30 minutos si la articulación está inflamada. A menudo mejora después de la actividad leve que permite que la articulación se "caliente".

Durante el día, el dolor puede empeorar cuando usted está activo y se siente mejor cuando está descansando. A medida que la OA empeora, el dolor puede estar presente cuando usted está descansando e incluso puede despertarlo por la noche.

Algunas personas podrían no tener síntomas, aunque las radiografías muestren los cambios de la OA.

Pruebas y exámenes

Un proveedor de atención médica lo examinará y le preguntará sobre sus síntomas. El examen puede mostrar:

  • Movimiento articular que causa un sonido chirriante, llamado crepitación.
  • Inflamación articular (los huesos alrededor de las articulaciones se pueden sentir más grandes de lo normal).
  • Rango de movimiento limitado.
  • Sensibilidad al presionar la articulación.
  • El movimiento normal con frecuencia es doloroso.

Los exámenes de sangre no sirven para diagnosticar la osteoartritis.

Una radiografía probablemente mostrará:

  • Pérdida del espacio articular
  • Desgaste de los extremos del hueso
  • Espolones óseos

Tratamiento

La OA no se puede curar. Muy probablemente empeorará con el tiempo. Sin embargo, los síntomas de OA se pueden controlar.

Usted se puede someter a una cirugía, pero otros tratamientos pueden mejorar su dolor y hacer su vida mucho mejor. Aunque estos tratamientos no pueden hacer desaparecer la artritis, con frecuencia pueden retrasar la cirugía.

MEDICAMENTOS

Los analgésicos de venta libre, como paracetamol (Tylenol) o antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar con los síntomas de OA. Los puede comprar sin una receta médica.

Se recomienda que NO tome más de 3 gramos (3,000 mg) de paracetamol al día. Si tiene una enfermedad hepática, hable con su proveedor antes de tomar paracetamol. Los antiinflamatorios no esteroideos de venta libre incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno y naproxeno. Hay disponibilidad de otros AINE con receta médica. Hable con su proveedor antes de tomar un AINE de manera regular.

La duloxetina (Cymbalta) es un antidepresivo recetado que también puede ayudar a tratar el dolor prolongado (crónico) relacionado con la OA.

Los suplementos que usted puede usar incluyen:

  • Píldoras, como el sulfato de glucosamina y condroitina
  • Crema de capsaicina para aliviar el dolor

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Permanecer activo y hacer ejercicio pueden mantener el movimiento general y articular. Solicítele al proveedor que le recomiende una rutina de ejercicios. Los ejercicios en el agua, como nadar, son útiles.

Otras recomendaciones sobre el estilo de vida incluyen:

  • Aplicar calor y frío a la articulación
  • Consumir alimentos saludables
  • Descansar lo suficiente
  • Bajar de peso en caso de tener sobrepeso
  • Proteger las articulaciones de una lesión

Si el dolor de la OA empeora, seguirle el ritmo a las actividades cotidianas puede volverse más difícil o doloroso. Hacer cambios en la casa puede ayudar a quitar el estrés de sus articulaciones para aliviar algo del dolor. Si su trabajo le está causando estrés en ciertas articulaciones, es posible que necesite adaptar el área de trabajo o cambiar las tareas laborales.

FISIOTERAPIA

Puede ayudar a mejorar la fortaleza muscular y el movimiento de articulaciones rígidas, al igual que el equilibrio. Si la terapia no provoca una mejoría después de 6 a 8 semanas, entonces es probable que no funcione definitivamente.

La terapia de masajes puede ayudar a brindar alivio del dolor a corto plazo. Asegúrese de trabajar con un terapeuta de masajes con experiencia en el manejo de articulaciones sensibles.

DISPOSITIVOS ORTOPÉDICOS

Las férulas y dispositivos ortopédicos pueden brindar soporte a las articulaciones debilitadas. Algunos limitan o impiden el movimiento de la articulación. Otros pueden liberar la presión de una parte de la articulación. Use un dispositivo ortopédico únicamente cuando el médico o el terapeuta lo recomiende. El uso incorrecto puede causar daño, rigidez y dolor articular.

TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS

La acupuntura es un tratamiento chino tradicional. Se cree que cuando las agujas de la acupuntura estimulan ciertos puntos del cuerpo, se liberan químicos que bloquean el dolor. La acupuntura puede proporcionar alivio del dolor a corto plazo para la OA.

El yoga y el tai chi también han demostrado algún beneficio al tratar el dolor originado por la OA.

La S-adenosilmetionina (SAMe, pronunciada en inglés como "Sammy") es una forma artificial de un químico natural en el cuerpo. Esta puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor articular.

CIRUGÍA

Los casos graves de OA podrían necesitar cirugía para reemplazar o reparar las articulaciones dañadas. Las opciones incluyen:

Grupos de apoyo

Las organizaciones que se especializan en la artritis son buenos recursos para obtener mayor información sobre la osteoartritis.

Expectativas (pronóstico)

El movimiento puede llegar a ser limitado con el tiempo. Realizar actividades cotidianas, como la higiene personal, los oficios domésticos o cocinar, se pueden convertir en un reto. El tratamiento por lo general mejora el desempeño.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de OA que empeoran.

Prevención

Trate de no sobrecargar una articulación dolorosa en el trabajo o durante las actividades. Mantenga un peso corporal normal. Fortalezca los músculos alrededor de las articulaciones, especialmente las articulaciones que soportan peso (cadera, rodilla o tobillo).

Referencias

Block JA, Scanzello C. Osteoarthritis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 262.

Felson DT. Treatment of osteoarthritis. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, McInnes IB, O’Dell JR, eds. Kelly and Firestein's Textbook of Rheumatology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 100.

Hochberg MC, Altman RD, April KT, et al. American College of Rheumatology 2012 recommendations for the use of nonpharmacologic and pharmacologic therapies in osteoarthritis of the hand, hip, and knee. Arthritis Care Res. 2012;64(4):465-474. PMID: 22563589 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22563589.

Zhang W, Ouyang H, Dass CR, Xu J. Current research on pharmacologic and regenerative therapies for osteoarthritis. Bone Res. 2016;4:15040. PMID: PMC4772471 www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4772471.


Actualizado: 5/12/2018
Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.