HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Cálculos biliares

Definición

Son depósitos sólidos que se forman dentro de la vesícula biliar. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Nombres alternativos

Colelitiasis; Ataque de la vesícula biliar; Cólico biliar; Ataque de cálculos; Cálculos biliares: ácidos quenodesoxicólicos (AQDC); Ácido ursodesoxicólico (AUDC, ursodiol); Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) - cálculos biliares

Causas

La causa de los cálculos biliares varía. Hay dos tipos principales de estos cálculos:

  • Cálculos compuestos de colesterol, los cuales son el tipo más común. Estos no están relacionados con los niveles de colesterol en la sangre. En la mayoría de los casos no son visibles en las tomografías computarizadas.
  • Cálculos compuestos de bilirrubina, que se denominan pigmentarios. Se presentan cuando los glóbulos rojos se están destruyendo y hay demasiada bilirrubina en la bilis.

Los cálculos biliares son más comunes en las mujeres, en nativas estadounidenses, en los hispanos, en personas mayores de 40 años de edad y en personas con sobrepeso. Estos cálculos también pueden ser hereditarios.

Los siguientes factores también pueden hacerlo más propenso a la formación de cálculos biliares:

  • Trasplante de médula ósea o de órganos sólidos
  • Diabetes
  • Insuficiencia de la vesícula biliar para vaciar la bilis apropiadamente (es más probable durante el embarazo)
  • Cirrosis hepática e infecciones de las vías biliares (cálculos pigmentarios)
  • Afecciones que provocan que se destruyan demasiados glóbulos rojos 
  • Pérdida rápida de peso por consumir una dieta muy baja en calorías o después de una cirugía para bajar de peso
  • Recibir nutrición a través de una vena por tiempo prolongado (alimentaciones intravenosas)
  • Tomar píldoras anticonceptivas

Síntomas

Muchas personas con cálculos biliares no tienen ningún síntoma. Los cálculos biliares con frecuencia se descubren cuando se toman radiografías de rutina, en una cirugía abdominal u otro procedimiento médico.

Sin embargo, si un cálculo grande bloquea un conducto o ducto que drena la vesícula, se puede presentar un dolor de tipo cólico en la mitad hasta la parte superior derecha del abdomen, lo cual se conoce como cólico biliar. El dolor desaparece si el cálculo pasa hacia la primera parte del intestino delgado.

Los síntomas que se pueden presentar abarcan:

  • Dolor en la parte superior derecha o media del abdomen durante al menos 30 minutos. El dolor puede ser constante o de tipo cólico. Puede ser agudo o sordo.
  • Fiebre
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia)

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Heces color arcilla
  • Náuseas y vómitos

Pruebas y exámenes

Los exámenes empleados para detectar la presencia de cálculos biliares o inflamación de la vesícula biliar incluyen:

Su proveedor de atención médica puede ordenar los siguientes exámenes de sangre:

Tratamiento

CIRUGÍA

La mayoría de las veces, la cirugía no es necesaria, a menos que empiecen los síntomas. Sin embargo, las personas que planean una cirugía para bajar de peso pueden necesitar que les saquen los cálculos biliares antes de someterse al procedimiento. En general, las personas que tengan síntomas necesitarán cirugía inmediatamente o poco después de detectarse el cálculo.

  • La técnica que se utiliza más comúnmente se denomina colecistectomía laparoscópica. En este procedimiento, se hacen incisiones quirúrgicas pequeñas que permiten una recuperación más rápida. Un paciente a menudo pueden salir del hospital para irse a casa 1 día después de la cirugía.
  • En el pasado, casi siempre se hacía una colecistectomía abierta (extirpación de la vesícula biliar). Sin embargo, ahora esta técnica es menos común.

Se pueden llevar a cabo una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) y un procedimiento llamado esfinterotomía para encontrar o tratar cálculos biliares en el conducto colédoco.

MEDICAMENTOS

Se pueden administrar medicamentos en forma de píldoras para disolver los cálculos de colesterol. Sin embargo, estos fármacos pueden tardar 2 años o más en hacer efecto y los cálculos pueden retornar después de que el tratamiento termine.

En raras ocasiones, se introducen químicos dentro de la vesícula biliar a través de un catéter. El químico disuelve rápidamente los cálculos de colesterol. Este tratamiento no se utiliza con mucha frecuencia, debido a que es difícil de llevar a cabo. Los químicos empleados pueden ser tóxicos y los cálculos biliares pueden reaparecer.

LITOTRICIA

La litotricia por ondas de choque (ESWL, por sus siglas en inglés) de la vesícula biliar también se ha utilizado para ciertos pacientes que no pueden someterse a una cirugía. Este tratamiento ya no se utiliza con tanta frecuencia como antes dado que los cálculos biliares a menudo reaparecen.

Expectativas (pronóstico)

Es posible que usted necesite hacer una dieta líquida o tomar otras medidas para darle a su vesícula biliar un descanso después de recibir tratamiento. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones al salir del hospital.

Las probabilidades de que se presenten síntomas o complicaciones después de tener una cirugía para extraer los cálculos biliares es baja. Casi todos los pacientes que se someten a cirugía de la vesícula no experimentan el retorno de los síntomas.

Posibles complicaciones

El bloqueo por parte de los cálculos biliares puede causar hinchazón o infección en:

  • La vesícula biliar (colecistitis)
  • El conducto que transporta la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y los intestinos (colangitis)
  • El páncreas (pancreatitis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta:

  • Dolor en la parte superior del abdomen
  • Coloración amarillenta de la piel o de la esclerótica de los ojos

Prevención

Los cálculos biliares no pueden prevenirse en la mayoría de las personas. En las personas obesas, evitar una baja rápida de peso puede ayudar a prevenirlos.

Referencias

Fogel EL, Sherman S. Diseases of the gallbladder and bile ducts. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 155.

Jackson PG, Evans SRT. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 54.

Wang D Q-H, Afdhal NH. Gallstone disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 65.


Actualizado: 4/19/2017
Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.