HealthSearch

Health Guide
Imágenes

Casi ahogamiento

Definición

Es cuando una persona estuvo cerca de morir por no poder respirar (asfixiarse) debajo del agua.

Si una persona ha sido rescatada de una situación en que prácticamente se ahogó, es muy importante que reciba primeros auxilios y atención médica rápidamente.

Nombres alternativos

Ahogarse - casi

Consideraciones

  • Miles de personas se ahogan todos los años en los Estados Unidos. La mayoría de los ahogamientos ocurre a corta distancia del área de seguridad. La acción inmediata y los primeros auxilios pueden evitar la muerte.
  • Una persona que se está ahogando usualmente no puede gritar para pedir ayuda. Esté alerta a los signos de un ahogamiento.
  • La mayoría de ahogamientos en niños menores de un año ocurren en la tina.
  • Existe la posibilidad de revivir a una persona que se está ahogando, aún después de un período prolongado bajo el agua, especialmente si la persona es joven y estaba en agua muy fría.
  • Sospeche que ocurrió un accidente si observa a alguien que está completamente vestido en el agua. Esté atento a movimientos desiguales al nadar, lo cual es una señal de que el nadador se está cansando. A menudo, el cuerpo se hunde y solo la cabeza sobresale por encima del agua.

Causas

  • Intento de suicidio
  • Golpes en la cabeza o convulsiones al estar en el agua
  • Consumir alcohol u otras drogas al viajar en botes o al nadar
  • Caer a través de capas de hielo delgadas
  • Incapacidad para nadar o experimentar pánico al nadar
  • Nadar en aguas muy profundas, alborotadas o turbulentas
  • Intentar nadar muy lejos
  • Dejar niños pequeños sin vigilancia alrededor de tinas o piscinas

Síntomas

Los síntomas varían, pero pueden incluir:

Primeros auxilios

Cuando alguien se está ahogando:

  • NO se ponga en una situación de peligro. 
  • NO ingrese al agua ni camine sobre el hielo a menos que esté absolutamente convencido de que es seguro hacerlo.
  • Extiéndale una vara o una rama larga a la persona o utilice una cuerda atada a un objeto flotante, como un aro o un chaleco salvavidas. Arrójela hacia la persona y luego jálela hasta la orilla.
  • Si usted tiene entrenamiento en rescate de personas, hágalo de inmediato solo si está absolutamente seguro de que esto no le causará daño.
  • Tenga en cuenta que es posible que las personas que han caído en el hielo no sean capaces de sujetar objetos a su alcance o de aferrarse mientras los jalan a un sitio seguro.

Si la persona ha dejado de respirar, comience a darle respiración boca a boca tan pronto como pueda. A menudo, esto significa que tan pronto el rescatista llegue a un medio de flotación como una balsa o una tabla de surf o a aguas poco profundas como para ponerse de pie, debe comenzar con el proceso de respiración asistida.

Continúe dándole respiración a la persona a intervalos de pocos segundos mientras la traslada hasta tierra seca. Una vez en tierra, practique la reanimación cardiopulmonar (RCP) de ser necesario. Una persona necesita RCP si está inconsciente y no le puede sentir el pulso.

Tenga siempre precaución al mover a una persona que se está ahogando. Son inusuales las lesiones en el cuello de las personas que sobreviven a menos que se hayan golpeado la cabeza o presenten otras lesiones, como sangrado o cortaduras. Es por eso que las pautas recomendadas por la American Heart Association están en contra de inmovilizar la columna a menos de que existan lesiones obvias en la cabeza. Hacer esto dificulta realizar la respiración asistida a la víctima. Sin embargo, durante el rescate y la reanimación cardiopulmonar debe procurar mantener la cabeza y el cuello estables y alineados con el cuerpo lo más posible. Usted puede inmovilizar la cabeza con cinta, fijándola a una tabla de refuerzo o a una camilla, o asegurarle el cuello colocando toallas enrolladas u otros objetos a su alrededor.

Siga estos pasos adicionales:

  • Administre los primeros auxilios para cualquier otra lesión seria.
  • Mantenga a la persona calmada e inmóvil. Busque asistencia médica cuanto antes.
  • Retire la ropa mojada y fría de la persona y cúbrala con algo caliente si es posible. Esto ayudará a evitar la hipotermia
  • La persona puede toser y tener dificultad para respirar una vez que la respiración se reinicie. Tranquilícela hasta que llegue la ayuda médica.

No se debe

Consejos de seguridad importantes:

  • NO intente un rescate nadando, a menos que tenga el entrenamiento para llevar a cabo rescates en el agua y lo pueda hacer sin poner en peligro su vida.
  • NO ingrese en aguas picadas o turbulentas que lo puedan poner en peligro.
  • NO se aventure sobre el hielo para rescatar a alguien.
  • Si puede alcanzar a la persona con su brazo estirado o con un objeto extendido, hágalo.

La maniobra de Heimlich NO es parte de la rutina de rescate de una víctima que ha estado a punto de ahogarse. NO efectúe esta maniobra a menos que varios intentos de acomodar las vías respiratorias y la respiración boca a boca hayan fallado, y crea que las vías aéreas de la persona están obstruidas. Realizar la maniobra de Heimlich aumenta las probabilidades de que una persona inconsciente vomite y luego se ahogue con el vómito.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 o al número local de emergencias si no puede rescatar a una persona que se está ahogando sin ponerse en una situación peligrosa. Si está entrenado y puede realizar el rescate de la persona, proceda pero siempre busque ayuda médica tan pronto como sea posible.

Todos las personas que han experimentado estar a punto de ahogarse deben ser examinados por un proveedor de atención médica. Aunque puede parecer que la persona está BIEN rápidamente en la escena del incidente, las complicaciones pulmonares son comunes. Se puede desarrollar desequilibrio de líquidos y químicos corporales (electrólitos). Pueden presentarse otras lesiones traumáticas y puede producirse un ritmo cardíaco irregular.

Todas las personas que han experimentado estar a punto de ahogarse y que requieren cualquier forma de resucitación, incluso cuando solo es respiración asistida, deben ser llevados al hospital para una valoración médica. Esto debe hacerse aun si la persona está alerta, respira bien y su pulso es fuerte.

Prevención

Algunos consejos para ayudar a prevenir que una persona casi se ahogue son:

  • No ingerir alcohol ni usar otras drogas cuando nade o viaje en una embarcación. Esto incluye ciertos medicamentos con receta.
  • El ahogamiento puede ocurrir dentro de cualquier recipiente de agua. No deje agua estancada en vasijas, cubetas, hieleras, piscinas para niños o bañeras, ni en otras áreas donde un niño pequeño pueda alcanzarlas. 
  • Asegure la tapa del inodoro con un dispositivo de seguridad para niños.
  • Ponga cercas alrededor de todas las piscinas o tinas de agua caliente. Asegure todas las puertas que lleven a espacios exteriores e instale alarmas en las puertas y piscinas.
  • Si su hijo no aparece, revise la piscina de inmediato.
  • Nunca permita que los niños naden solos o sin supervisión, sin importar su capacidad para nadar.
  • Nunca deje a los niños solos por ningún período de tiempo ni les permita estar fuera de su campo visual cuando hay alguna piscina o espejo de agua cerca. Han ocurrido ahogamientos cuando los padres se alejan "por un instante" para atender el teléfono o la puerta.
  • Siga las normas de seguridad en el agua.
  • Tome un curso de seguridad en el agua.

Referencias

Caglar D, Quan L. Drowning and submersion injury. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor N, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 74.

Richards DB. Drowning. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2018:chap 137.

Vanden Hoek TL, Morrison LJ, Shuster M, et al. Part 12: cardiac arrest in special situations: 2010 American Heart Association Guidelines for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care. Circulation. 2010;122(18 Suppl 3):S829-861. PMID: 20956228 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20956228


Actualizado: 10/16/2017
Versión en inglés revisada por: Jesse Borke, MD, FACEP, FAAEM, Attending Physician at FDR Medical Services/Millard Fillmore Suburban Hospital, Buffalo, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información provista no debería ser usada durante una emergencia médica o para el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. Un médico certificado debería ser consultado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y todas las condiciones médicas. Llame al 911 para todas las emergencias médicas. Adam no hace ninguna representación o garantía con respecto a la precisión, confiabilidad, totalidad, actualidad del contenido, texto o gráficos. Los enlaces a otros sitios están provistos solo con fines informativos: no constituyen un aval de los otros sitios. © 1997- A.D.A.M., Inc. Toda duplicación o distribución de la información contenida aquí está estrictamente prohibida.